El Mundial es la activación de la marca corporativa-deportiva más valiosa

Hay beneficiados invisibles de mercadeo que ya están haciendo sumas con la copa

Juan Manuel Bedoya

Hace unos días me topé en Milán con Carlos Moreno, director de Mercadeo de la Federación Colombiana de Fútbol, durante la concentración previa del equipo en Italia, y me contó la experiencia más enriquecedora como parte de aprendizaje, del “cómo” lograr hacer efectiva la gran responsabilidad de cumplir con todos los detalles de comunicación y marketing que demanda hacerse presente en un Mundial hecho en Rusia. El idioma, el cambio de horario, las condiciones de trabajo, los largos viajes entre un país y otro, los lineamientos de marca para cumplir, entre otros; son algunos de los ítems que hacen de esta bonita labor que todo sea un reto.

El objetivo de este departamento es tener las posibilidades futuras de acción de marketing tal y como lo hacen instituciones pares como la Federación de Fútbol de Francia, que tiene una estructura y estrategia que permite sumar patrocinadores en diferentes niveles y activaciones para las mismas en variedad de canales de comunicación; permitiendo así, la posibilidad de abrir un abanico de posibilidades para más marcas y que puedan hacerse visibles con el respaldo de la selección nacional. Ojalá se haga posible.

En otros ámbitos también hay beneficiados invisibles de mercadeo que ya están haciendo sumas durante este mes con las actividades que se llevan a cabo durante el Mundial con la presencia de la Selección Colombia y que permiten acercar a su equipo a más de 25 millones de almas que consumen la marca tricolor, que de manera directa o indirecta, oficial o no oficial y legal o no legal; hacen de las suyas para su beneficio.

Y, ¿quiénes son ellos? La respuesta inmediata son los bares, restaurantes, hoteles, clubes sociales, escuelas de fútbol, domicilios, vendedores ambulantes, marcas de productos de consumo masivo, electrodomésticos, etc. En realidad, todas las categorías. Saber aprovechar el buen momento en que la justa mundial es el evento más importante del mercadeo deportivo cada cuatro años, es una oportunidad.

Esto no es nuevo para cada gerente y director de marca de cualquier empresa y para ello ya hay profesionales en el campo para poderles apoyar en el desarrollo de la estrategia que se deba aplicar.

La Copa Mundo ya dio inicio aquí en Rusia y aunque la Selección Colombia no ha debutado, sus embajadores naturales, es decir, todos los colombianos que lograron viajar al evento deportivo más grande del mundo, ya han hecho de la marca “ Colombia” una de las más visibles y ganadoras entre todas las seleccionadas presentes gracias a nuestro “folclor” y colorido. Eso para el interior de la Selección, activa de manera positiva que los objetivos que mencionaba al inicio de este artículo, se hagan posibles; pero además impulsa y mueve las posibilidades de enriquecer las marcas personales de cada jugador seleccionado para las posibles transacciones futuras en el mercado deportivo y las oportunidades para sus actuales y nuevos ‘sponsors’. El valor comercial de marca para estos jugadores se incrementa favorablemente, siempre y cuando su actuar personal vaya en línea con el deportivo; por eso que los titulares siempre tendrán mejores oportunidades de visibilidad que los suplentes. Pero todo es cuestión de estrategia, tal como la utilizó el exjugador Faryd Mondragón durante los últimos cuatro años como presentador deportivo y ‘speaker’ en diferentes conferencias corporativas, pasando desde el área comercial y ventas, hasta las gerenciales para dar a conocer cómo su historia lo convirtió en un récord mundial.

Por el momento son protagonistas los tres partidos en primera fase donde se encuentra Colombia, resumidos en 270 minutos reglamentarios y 14 días inicialmente activos, que deben ser aprovechados al máximo en todos los entornos mencionados, porque esos 23 muchachos también representan la economía.

TEMAS


Mundial de fútbol - Mundial de Rusia 2018 - Rusia - James Rodríguez - Selección Colombia