El nieto díscolo de Agnelli apadrina el salto del Fiat 500 a la pantalla grande

Expansión

De la mano de Lapo Elkann, Gucci ha reclutado a cinco visionarios procedentes del mundo de la moda. ¿Su misión? Producir cinco cortometrajes a mayor gloria del pequeño Fiat 500 by Gucci, la coqueta versión del mítico turismo de la década de los 50, revisitada por Frida Giannini, directora creativa de la casa del estribo.

Elkannes el antaño díscolo nieto de Giovanni Agnelli, fundador de FIAT, reconvertido hoy en embajador del grupo e ícono de estilo. Jefferson Hack (editor de Dazed&Confused), los cineastas Chris Sweeney y Alexi Tan, Olivier Zahn (editor de la revista de moda Purple Fashion), y la mismísima Franca Sozzani, la reputada directora de Vogue Italia, han volcado en imágenes las sensaciones que les transmite el vehículo, colocándose ellos mismos tras la cámara o delegando la ejecución en fotógrafos y realizadores.

A la venta desde el verano de 2011, el Fiat 500 by Gucci se ha convertido en un éxito y en reclamo mediático asegurado. Todo gracias a su alianza con la casa de modas, iniciada con el lanzamiento de una edición limitada que contaba con su línea de maletas y complementos de viaje, además de prendas de ropa. Vendido en más de 40 países, ostenta el récord de más de 3.000 pedidos en menos seis meses y a un precio desde los 17.000 euros. Las películas pueden verse en www.500bygucci.com.

TEMAS


Moda