El restaurante La Cigale presenta una propuesta ‘casual gourmet’ en la Zona G de Bogotá

Kathy García - kgarcia@larepublica.com.co

El chef belga Francois Cornelis, uno de los más prestigiosos del país, vuelve a sorprender con la reapertura de su restaurante francés La Cigale.

Completamente renovado en diseño arquitectónico, y con una propuesta `casual gourmet` única en la Zona G. Ofrece platos de excelente calidad a precios más bajos, entre $ 15.000 y $ 27.000.

La novedad gastronómica de Francois hace su debut en el primer piso y en la terraza bajo el nombre de La Charcuterie. Cuenta con una gran variedad de jamones y lomos preparados en el horno de leña, quiches, sándwiches, pastas, risottos, ensaladas y comida mediterránea.

Una sorpresa del lugar es el `Plat Unique` que Francois está al tanto de cambiar cada dos días. Gira en torno a los platos más consumidos en Francia a la hora del almuerzo por ser completos: una proteína, una harina y vegetales. De estos, han sido especialmente exitosos 'los rollitos de berenjenas jamón de pierna hecho al horno y mozzarella de búfala, el quiche de champiñones con tocineta ahumada por nosotros mismos, y que viene con papas salteadas al romero o ensalada', comenta Francois.

Cocina Artesanal
Aunque el eje gastronómico de La Charcuterie, esté inspirado en la comida casual y descomplicada, su ideal es resaltar siempre los ingredientes y las preparaciones artesanales, para ofrecer preparaciones de calidad para llegar también a otro público.

'Hay básicamente dos grandes grupos de consumidores. Uno es el ejecutivo joven que quiere ir a almorzar entre semana a un restaurante que no sea de cadena, pero que tampoco está dispuesto a pagar un plato en un restaurante de manteles siempre. Por ello, esta opción es muy interesante. La comida es excelente, está un buen lugar muy cómodo y de cierta manera son platos exprés. Y el otro, son los adultos en busca de propuestas casuales, algo que está en auge', comenta el chef, quien está convencido de que si las personas se gastaban antes $40 mil en un almuerzo, hoy solo están invirtiendo alrededor de $30mil, pues el resto prefieren destinarlo para viajes y compras.

De acuerdo con Cornelis, está tendencia viene de Estados Unidos y Europa, pues 'la gente está un poco cansada de la sofisticación a la hora de comer. El jamón de pierna se hace al horno de leña durante 7 horas a temperatura muy baja, desde el momento en que se cierra el restaurante hasta el amanecer. Además, usamos los caldos de los jamones y de todas las cocciones para armar las salsas', precisa. Otro de los puntos a resaltar en esta nueva cocina, es su calidad de ingredientes frescos, y la mezcla de lo local con lo internacional, como en el caso del uso del queso paipa para los derretidos y platos al horno, y la utilización de muchas hierbas de la región.

La Cigale clásica continúa en el segundo piso con sus exquisitos platos de siempre, como las sopas de cebolla y tomate, patés, pescados, steak pimienta, steak mostaza, mousse de chocolate, creme brulee. Y con los mismos precios: entre $ 35.000 y $55.000.

Un postre para el cierre
Nada mejor que los franceses a la hora de los postres. No podrá irse sin probar el flan del restaurante. Y si es amante del dulce, esté pendiente de la carta pastelera que llegará a La Cigale el próximo mes. 'Ahora que está tan de moda el café, estamos preparando unas repollitos rellenas de cremas, chocolate blanco o frutas?todo muy casero, y que funcionará para las meriendas de la tarde, entre 3:00 y 7:00 p.m.', adelanta Cornelis, que aún se encuentra en proceso de esta creación.

La opinión

Francois Cornelis
Chef y propietario de la Cigale

'Es comida casual, pero que exalta los ingredientes y los procesos artesanales. Preparaciones de calidad a muy buen precio'.