El Sport-Blazer se alza como la prenda masculina imprescindible de la temporada

Expansión

Expansión

Aunque cada vez es más difícil sorprender al espectador con propuestas realmente `ponibles` y que den juego en el armario, el sport blazer es una de esas prendas que este verano convertiremos en fetiche, salvándonos en más de una ocasión en la que se requiera una manga, ya sea por el tiempo o por cortesía.

Aunque ya en el armario femenino, ya se sabe que los varones suelen ser algo menos arriesgados a la hora de asumir las tendencias por lo que no ha sido hasta este año cuando podemos certificar el boom de esta prenda. Pero, ¿qué es exactamente? No se trata de una americana al uso, ni de cualquier otro tipo de chaqueta, ni beisbolera, ni cazadora, ni sahariana, ni sudadera.

El sport blazer tiene el mismo corte y la formalidad de una americana tradicional (recta o un poco ajustada a la cintura, solapas y escote abierto, uno o dos botones, hombreras sutiles), pero elaborada en un algodón jaspeado como de sudadera que le da un aspecto más desenfadado y juvenil. Los modelos más de vestir, añaden algunos detalles como un ojal o los puños con apliques o símiles de gemelos. Las versiones más casual suelen ser más cortas y pueden incorporar coderas.

Mucho más cómoda el verano, se trata de una prenda que nos servirá tanto para un casual friday para la oficina, como para tomarse un aperitivo frente al mar cuando el tiempo ande un poco revuelto.

En el primer caso, la combinación perfecta sería con una camisa o jersey y, para redondear el look, una corbata de punto, para no romper ese aire casual pero elegantemente cuidado.