El teatro es el único arte que no podemos descargar en el computador: Tim Robbins

Colprensa

Tim Robbins llegó al país como un turista más, por la entrada internacional del Aeropuerto ElDorado. Pero pronto brillaría como una de las principales estrellas de la edición XIII del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá.

El director de nueve películas y productor de otras siete presenta una de las obras imperdibles: 1984. Está inspirada en el libro de Orson Welles que postula el concepto de Gran Hermano: una sociedad vigilada a todo minuto, presagio de la sobreexposición del individuo que se evidencia hoy en realitys de TV y redes sociales.

Robbins ha sido aclamado por la crítica mundial por su rol en la película 'Río Místico', de Clint Eastwood, por el que obtuvo el premio Óscar y el Globo de Oro como Mejor Actor de Reparto. En esta entrevista, profundiza sobre su trabajo en el teatro.

¿Cómo ha sido el trabajo con su compañía de teatro, con la que lleva ya tres décadas?
The Actor`s Gang, mi compañía de teatro, es un oasis en una ciudad como Los Ángeles que puede llegar a ser muy superficial. Ha sido una verdadera bendición trabajar en teatro entre películas.

¿Difícil mantener ese desarrollo artístico en Hollywood?
Más allá del amor que le tengo al teatro, lo cierto es que en Hollywood no todos hacen lo que quieren hacer, porque usualmente no saben lo que quieren hacer. Para mi fortuna, el teatro me ha dado las herramientas para poder saber exactamente lo que quiero hacer.

Su compañía tiene como sede Los Ángeles, ¿Cómo es el desarrollo en gestión cultural allá?
Difícil como en todas partes del mundo. El ideal sería un gobierno que apoye las artes y permita el acceso de todas las personas, sin importar el nivel social. Pero cuando esto no sucede, lo importante es que el artista asuma la responsabilidad de presentar este arte a las personas que no tienen acceso a él.

Este tipo de iniciativas, ¿Cómo las desarrolla su compañía?
En diferentes campos. Tenemos una noche en Los Ángeles abierto al teatro, donde la gente dona lo que pueden para entrar a la obra. Por eso este festival es tan importante para Colombia, para darles acceso a todas las personas y poder inspirarlas, porque las funciones del arte son para inspirar e invitar a la reflexión.

¿Cómo se siente participando en un evento como el FITB?
Estoy honrado de estar aquí. En cada país donde giramos siempre tenemos una experiencia profunda, porque tenemos la convicción de que el resto del mundo importa. Lo digo porque todos dicen que a los norteamericanos solo les importa Norteamérica, pero no es mi caso, porque creo en un mundo más grande que nuestro país.

Para usted, ¿Qué es el teatro?
El teatro es esencial, más cuando vemos que las películas se vuelven menos emocionantes. Hay un miedo cinematográfico que impide que se hagan cierto tipo de películas, por eso el teatro es más relevante. Además, el teatro es la única forma de arte que no podemos bajar en el computador.

¿Qué le llamó la atención de 1984 para llevarla a escena?
Que a la gente parece que ya no quiere tener privacidad, que suelen celebrar como un hijo el poder tener un aparato de localización (GPS), que se ha convertido en el 'Gran Hermano', que aceptamos que exista y se ha convertido en una de las mayores problemáticas.