En esta temporada de lluvias se encogieron las clásicas botas Hunter

Expansión

Corría el año 2005 cuando la icónica modelo Kate Moss acaparaba flashes en el festival de música de Glastonbury con las todavía desconocidas botas Hunter llenas de barro. Desde entonces, la firma británica se convirtió en tendencia y en objeto de deseo de fashionistas.

Ahora, ya no hay que esperar a la lluvia para lucir diseños de la marca, que ha lanzado unas bailarinas realizadas en caucho vulcanizado, el mismo material que las katiuskas.

Su colección Curzon está formada por modelos disponibles en diversos y vibrantes colores flúor -rosas, verdes, amarillos, azules…- y van rematados por una puntera negra. Están a la venta por 99 ?.

La tradicional etiqueta que aparece en el frontal de las botas también adorna las bailarinas.Todas están rematadas con una puntera y un ribete negros.

Varias celebridades ya fueron vistas usando la nueva creación de la marca durante el festival Coachella 2012,que recién terminó en Calofornia en medio del desierto y el intenso calor que se vive en la costa oeste.

TEMAS


Moda