En estos hoteles españoles, hospedarse es una obra de arte

Ripe

Grandes arquitectos internacionales han puesto su visión artística al servicio de algunos hoteles españoles, convirtiéndolos en verdaderas insignias de las ciudades. Como si fueran monumentos, las fachadas de estos edificios son dignas de admirar. Pero alojarse en ellos es aún más espectacular.

Conozca cinco hoteles de autor para quedarse en España, pensados por personajes como Jean Nouvel, Ferran Adriá y hasta la enigmática iraní Zaha Hadid, en los que podrá descansar desde los 100 hasta los 3.500 euros, dependiendo de su apetito por el lujo.

Una de las obras de arte hoteleras de moda en Barcelona es el Hotel Hesperia Tower. Un emblemático y representativo lugar, tanto como para hospedarse como para planear eventos y celebraciones. La torre de 107 metros de altura fue diseñada por el prestigioso arquitecto Richard Rogers, en colaboración con Alonso y Balaguer.

Además de su diseño imponente, el nuevo símbolo arquitectónico de la ciudad cuenta con un restaurante panorámico al estilo bóveda de critstal. Evo Tast está dirigido por el chef Santi Santamaría, ganador de 3 estrellas Michelín. Su vista panorámica es una de las más envidiadas de la gastronomía barcelonés.

Más al norte del país y con un diseño más vanguardista, encontramos uno de los lugares-museo de lujo para hospedarse. El Hotel Silken Puerta América, en Madrid, un edificio intervenido por 19 importantes firmas de arquitectura y diseño, como los impresionantes Jean Nouvel, Norman Foster, Victorio & Lucchino y David Chipperfield.

El hotel, ubicado en la avenida América de la capital española, le permite también a los huéspedes desplazarse a cualquier sitio de reunión en un tiempo máximo de 20 minutos, gracias a su localización estratégica. ¿La inversión? Alrededor de los 75 millones de euros.

Y de regreso a Barcelona, por motivos laborales, un lugar estratégico y moderno es el NH Constanza, diseñado por el reconocido arquitecto Rafael Moneo, y ubicado en el centro del distrito financiero de la ciudad, justo a lado del complejo comercial L´illa Diagonal.

El lugar se ha convertido en un punto obligado de visita gracias al concepto de restauración asesorado por el famoso chef Ferran Adrià. Sin embargo, su centro de spa y wellness dotado de las mejores técnicas de relajación y descanso es uno de sus mayores atractivos, diseñado además por el experto Lucho Marcial.

Hotel Silken Puerta de América
Su fachada realizada por Jean Nouvel es un ícono. Plasma el concepto de libertad, base del proyecto, de una forma muy especial: mediante la exposición del poema Libertad, de Paul Éluard, en distintos idiomas y en grandes letras impresas sobre los toldos de colores: rojo, amarillo, naranja. Cubren totalmente la fachada del hotel.

Hotel NH Constanza
La firma Solá Morales fue la encargada de levantar esta vanguardista obra, gracias a su prominente estructura en concreto y a la distribución de espacios con acero inoxidable, vidrio y mármol travertino.

Además, cuenta, como restaurante principal, con el primer espacio Nhube de Barcelona, ideado por Ferran Adriá y NH Hoteles.

Parador de Alcalá
Ocupa un magnífico edificio del siglo XVII. Reformado en 2009 por Aranguren&Gallego, el proyecto tuvo un amplio reconocimiento nacional e internacional, culminando con su exposición en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Este nuevo hotel está ubicado en la localidad madrileña de Alcalá de Henares, a 26 kilómetros de Madrid.

Hotel Marqués de Riscal
Ubicado en La Ciudad del Vino de las bodegas Marqués de Riscal y diseñado por Frank O. Gehry, se ha convertido en un edificio digno de admirar en la Rioja alavesa. Es una visita obligada para los amantes del vino y las ofertas gastronómicas de primera. 43 habitaciones de lujo son para dormir a cuerpo de rey.

Hesperia Tower
Con 280 habitaciones, el edificio ya se ha convertido en un icono de la Ciudad Condal por su peculiar arquitectura. Además, en la última planta se encuentra Evo, un espectacular restaurante panorámico abovedado, al que se llega por un ascensor panorámico. Ofrece una imponente vista a la ciudad, a casi 107 metros de altura.

La opinión

Pablo Pries
Inspector de hoteles para Conde nast

'Desde que Philippe Starck imprimió su sello en hoteles, arquitectos y diseñadores de moda comenzaron a darle un plus al hospedaje'.

TEMAS


España