Fijarse metas para trotar impacta en la vida para alcanzar logros profesionales

Ripe

Los expresidentes Nicolás Sarkozy, José Luis Rodríguez Zapatero o José María Aznar tienen en común su afición por correr, una pasión que comparten con millones de personas en el mundo. Incluso el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, se ha dejado ver publicamente en más de una ocasión practicando esta actividad física.

Según expertos, podría no ser coincidencia que estos personajes exitosos compartan esta práctica. Los retos personales que se traza el corredor, contribuyen a moldear un caracter particular para enfrentar la carrera de la vida laboral. Es decir que correr puede servir como entrenamiento para alcanzar metas, pero profesionales.

'Si la persona es disciplinada, está comprobado que diferentes características de su salud mejoran y le permiten mejorar otros aspectos de su vida, como su trabajo. La capacidad de concentración y comprensión aumenta, y se mejora la conexión del cerebro con el cuerpo, por lo que las actividades van a ser más eficientes', explica Alberto Guerrero, licenciado en educación fisica y entrenador personal, que diseña la página de entrenamiento oficial de la Media Maratón de Bogotá.

'Las personas corren y andan porque es la actividad física que han hecho desde hace 40.000 años hasta llegar aquí. En la prehistoria, para comer había que moverse y cazar, y desde entonces nuestros genes no han cambiado tanto', explica Alejandro Lucía, catedrático de Fisiología del Ejercicio de la Universidad Europea de Madrid. Nuestra biología está programada para seguir con el estilo de vida ancestral: ingerir 3.000 calorías diarias y correr más de 10 kilómetros. Pero ahora hay un desequilibrio en favor de las calorías. 'La mejor manera de perder el excedente de calorías es correr. Mil calorías equivalen a 20 kilómetros'.

Con el ejercicio intenso se liberan endorfinas -unas hormonas que tienen un efecto opiáceo- y ésta es la razón por la que correr produce una sensación de relax y enganche. 'Las endorfinas se liberan a medida que se está más entrenado. Para que produzca esa liberación es necesario, como mínimo, caminar deprisa media hora o 20 minutos de carrera'.

El psicólogo deportivo y corredor Tomás Vich, sostiene que 'el ser humano busca luchar y conseguir objetivos, pero en la sociedad actual impera lo fácil. Por eso, correr supone vencer la pereza de los días de trabajo e ir evolucionando, mejorando nuestras marcas. La carrera suple las necesidades de autorrealización y nos hace sentirnos bien con nosotros mismos'.

Vich considera que correr engancha porque 'el objetivo te lo marcas tu, es una lucha contra tí mismo y es fácil de hacer'. Tiene el beneficio añadido de que 'ver que consigues objetivos a base de esfuerzo incrementa la autoestima', sin olvidar que la liberación de endorfinas 'hace que las cosas se valoren de otra forma y que disminuyan los trastornos depresivos y la ansiedad. Al final te hace más fuerte mentalmente'.

El psicólogo es consciente de que 'correr no te resuelve la vida, pero te permite afrontar la angustia de otra manera'. Aunque las ventajas del running son evidentes, Vich advierte que cuando el hobby se convierte en una obsesión, pasa a ser un trabajo más. Por eso, hay que marcarse también unos periodos de descanso.

Cada vez son más los que se apuntan a calzarse las zapatillas de correr. Isaías Díaz, director de la revista Corricolari, asegura que 'en los cuatro últimos años se ha producido un importante aumento de corredores y de competiciones populares. Un dato objetivo es que cada vez hay más personas que terminan una carrera. Más de 16.000 corredores concluyeron el útimo maratón de Barcelona y más de 14.000 completaron el medio maratón de Madrid'.

Los beneficios económicos
Los expertos coinciden en que correr hace más fuerte mentalmente a la persona, y suple las necesidades de autorrealización; características que se ven reflejadas en su buen desempeño laboral y su determinación para escalar posiciones. A las bondades físicas de correr se añaden los beneficios económicos: la Behobia de San Sebastian reporta 2,5 millones de euros a las cuentas de la ciudad, y en el caso del maratón de Nueva York los beneficios ascienden a US$100 millones. ¿Correr es de cobardes? 'No. Se necesita ser muy valiente para llegar cansado del trabajo, ponerte las zapatillas y correr varios kilómetros', asegura Tomás Vich.