Guía de estilo, diseñada por expertos, para acertar con los complementos del traje

Kathy García - kgarcia@larepublica.com.co

La clave para conseguir un look formal y reflejar elegancia no solo está en elegir un traje que se ajuste perfectamente a su constitución y estilo, sino en gran medida, a la manera en que se mezclan los complementos. ‘Lo importante es que todo sea coherente, pero no perfectamente planeado’, dice el Mono Casas, experto en imagen y estilo.

Para Casas, la moda masculina clásica está muy influenciada por el look dandy, en el que 'los detalles son muy importantes. Las mancornas, las corbatas y las bufandas en colores y contrastes bien elegidos, ayudan a definir sin duda el estilo de los hombres en un mundo tan uniformado'.

Las pasarelas internacionales lo confirman, y los detalles de la sastrería tradicional se imponen cada día más gracias a series como Mad Men o Boardwalk Empire.

Todo se vuelve súper importante. 'En cuestión de joyas, las mancornas y las botonaduras son tal vez una de las pocas que son bien y permitidas para usar', explica el Mono Casas, quien recomienda 'llevar a la oficina unas sencillas y lisas, ya sea en oro o plata'. Sin embargo, en una fiesta o boda se pueden utilizar con incrustaciones de piedras preciosas, madera o cuero.

En cuanto a la corbata, las tejidas en seda y algodón funcionan para todos los climas, pero lo importante, según el experto, es pensar en la amplitud de esta.

'Las muy delgadas son más usadas por los jóvenes o para un escenario festivo. Mientras que las más clásicas y no tan delgadas son más acordes a los trajes de oficina', explica.

¿Un solo color o con estampados? Ambos, la idea es que no parezca demasiado planeado.

Y aunque para algunos los cinturones puedan pasar desapercibido, para el Mono, estos son en gran medida un reflejo de la tendencia del lujo, 'pero un lujo recatado y medio oculto, que se encuentra en la satisfacción de llevarlo en piel de cocodrilo, por ejemplo'. Las hebillas deben ser sobrias y recatadas para el ambiente laboral.

En cuestión de zapatos, los de cordones nunca pasan de moda, pero para un look más moderno, son válidos los de hebilla y los troquelados. Un accesorio que cada día se ve más en el armario masculino, son los fulares, ideal para las inclemencias del clima.