Jorge Drexler y su guitarra deleitarán en el Teatro Julio Mario Santo Domingo

Inés Elvira Rueda - ineselvira.ruedalopera@gmail.com

Jorge Drexler hoy se enfrenta al público bogotano en solitario: con su guitarra como única compañía. Se presentará a las 8:00 p.m. en el Teatro Julio Mario Santo Domingo, escenario donde cientos de colombianos ya han cantado sus canciones en dos oportunidades.

Será un concierto en el que, como él mismo lo dijo, estará expuesto a mucha tensión. 'Es una tensión que disfruto y que cuando da frutos, trae un resultado muy impresionante', dijo.

'La guitarra es un prodigio ergonómico; está hecha a imagen y semejanza del hombre. Personalmente, es el instrumento con el que me llevo mejor. Tocarla va más allá del sonido que uno genera. Es como tener un ritual de movimiento', afirmó Drexler al explicar que tocar solo es lo que, como artista, quiere hacer en este momento.

La gira `Mundo Abisal` que lo trae a Colombia (también se presentará en el Teatro Metropolitano de Medellín el próximo jueves 23) hace parte de la celebración de sus 20 años de carrera artística. En dos décadas, el uruguayo ha publicado 11 discos, ha hecho música para cine y ha colaborado en producciones discográficas con artistas como Shakira, María Rita, Leonor Watling y Kevin Johansen.

De esto, el cantautor destacó su trabajo con Shakira: 'Tiene un ritmo de trabajo incansable. Estuve con ella 10 días en Bahamas y nunca bajé a la playa'. Drexler es `cancionista` profesional y dueño de sus propias melodías y rimas; sin embargo, sabe camuflarse en colaboraciones con cineastas y otros músicos. Enfatizó que para escribir una canción en una película, es necesario buscar una imagen o metáfora de la que se pueda `tirar` y entender que ésta es parte de un todo.

Antes de dedicarse a la música, Drexler estudió medicina y se especializó en otorrinolaringología. Quizás es por eso que sale con expresiones como `bailar es un prodigio de la neurofisiología` o `la música y la consulta médica son actos de escucha`. Ya sea de la música o de la medicina, Drexler dice haber aprendido a `tener paciencia`; a entender que los procesos son muy lentos, por lo que demoran años; y que hay que insistir en lo que se quiere.

El compositor Alguna vez un periodista le preguntó qué era lo que más le gustaba: si componer o tocar en vivo. En aquella ocasión Drexler respondió que le gustaba más tocar en vivo, pero hoy en día su respuesta es más completa: 'me gusta más tocar en vivo, pero a la larga preciso más componer'.

'Me da pánico escribir sobre algo que no estoy sintiendo. Confío mucho más en lo que siento, que en lo que sé.' Contó, por ejemplo, que no tiene sus premios en el lugar donde escribe sus canciones. Los premios son para que los amigos los vean cuando van a visitarlo, pero no significan mayor cosa para sus procesos de composición, o en concreto para su vida artística.

También dijo no tener favoritismo por ninguno de sus discos: 'Disfruto, sobre todo, de la alegría de oscilar entre varios mundos musicales. Me gusta irme moviendo entre varias corrientes. Yo no busco novedades en la misma puerta de entrada de la canción.'

Hoy, casi dos años después de haber publicado su último disco, `Amar la Trama`, Drexler trae un concierto basado en lo que él llama una `idea lumínica`. El nombre de la gira, `Mundo Abisal`, hace referencia a la metáfora de profundizar por nostalgia. 'Un concierto de guitarra es una manera de ir hacia el centro del abismo. Es un alegre llamado a la profundización', dijo Drexler.

Esta es la tercera vez que el cantautor uruguayo viene a Colombia. Aunque su visita será muy corta, viene acompañada de proyectos para trabajar con Bomba Estéreo, Aterciopelados, entre otros.

De cara a las nuevas tecnologías en la música
Jorge Drexler es consciente de los cambios en la industria de la música y es por eso que próximamente lanzará una aplicación para dispositivos electrónicos que entrega al oyente la posibilidad de combinar diferentes partes de una canción. Se trata de permitir que ésta interactúe con el oyente, a quien se le brindará la posibilidad de intervenirla; casi de terminar de escribirla.