La alimentación antes de una competencia es clave para los maratonistas

Alexander Obando

Resulta esencial prestar atención a la alimentación, especialmente cuando se prepara una competencia de largo aliento. No es recomendable consumir algo a lo que nuestro organismo no está acostumbrado.

Si queremos cambiar un poco nuestro menú, este no será el mejor momento para hacerlo y tampoco será el momento de probar cosas nuevas o guiarse por sugerencias de amigos. La ansiedad hace que muchos deportistas sufran del estómago antes de la competencia, ocasionando muchas veces descontrol en lo que se ingiere sin importar si conviene o no; en realidad, este es un problema generado por el estrés de la competencia. Los especialistas recomiendan que durante la semana previa a la competencia se consuman alimentos extra a base de carbohidratos. El principal de ellos y el más conocido por todos los deportistas es la pasta. Otros alimentos importantes son: el arroz, la avena, las frutas, las verduras y las cremas.Una dieta basada en carbohidratos debe ser muy equilibrada para que los nutrientes se asimilen mejor. También es importante recordar que el desayuno es la comida más importante del día ya que el organismo necesita prepararse para el gasto energético de toda la jornada. Un buen desayuno puede incluir pan, galletas o cereal y puede ser acompañado con yogurt; también se le puede acompañar con una fruta. Al almuerzo, los carbohidratos de larga duración (pasta, arroz, etc.) van muy bien junto a las verduras y un postre; siempre cuidando no excedernos para no exagerar en las calorías diarias. La cena puede ser igual pero en menor cantidad. El organismo de un deportista no se conforma con porciones pequeñas. Aparte de las tres comidas principales, debemos agregar dos o tres comidas más durante el día, e incluso, si el deportista no tiene problemas de peso se puede dar el lujo de comer muchas más cosas sin cargos de “conciencia”. Cuantas más horas de entrenamiento tenga un deportista, mayor será su desgaste y mayor debe ser el consumo de alimentos.