La Filbo 2012 dejó US$20,4 millones en expectativas de negocios

Kathy García - kgarcia@larepublica.com.co

Luego de un arduo trabajo de los organizadores del encuentro comercial de la Feria Internacional del Libro de Bogotá-Filbo 2012, salen a la luz las primeras cifras definitivas que arroja la `librería más grande` de Latinoamérica, que termina este fin de semana.

¿El panorama? Proexport Colombia, la Cámara Colombiana del Libro y Corferias lograron recibir a 220 exportadores colombianos, los cuales cumplieron más de 1.300 citas con los 100 compradores internacionales (empresarios del libro, distribuidores, librerías, agentes literarios y bibliotecarios de 21 países).

La demanda de los extranjeros estuvo centrada en libros de interés general, e-books y La Biblia, así como servicios de impresión y derechos editoriales. El encuentro terminó con US$20,4 millones en expectativas de negocios.

'Nos fue muy bien, sobre todo porque logramos afianzar antiguos clientes y encontramos nuevos', aseguró Lina María González, del Fondo Editorial de la Corporación para Investigaciones Biológica de Medellín, quien ofreció libros para el área de la salud.

Gustavo Velorza, de la Editora Cultural Internacional, dice que la rueda de negocios fue importante porque reunió a compradores de toda Latinoamérica. 'Ya ampliamos nuestra base de contactos para algunos de los productos que ofrecemos como libros para niños y biblias. También nos sirvió para aprender más sobre competitividad en los mercados internacionales', dijo el especialista. Y en el caso del distribuidor guatemalteco Óscar Achuri, asegura que es su quinta participación porque siempre'salimos con empresas nuevas que tienen un material muy prometedor'.

45% de los tratos se hicieron con los mexicanos
De los distribuidores, dueños de librerías, agentes literarios y bibliotecarios de 20 países que participaron en la Rueda, el más interesado fue México. Sus compradores acapararon el mercado y aseguraron que les resultó un panorama muy prometedor. Los nuevos contactos también fueron un punto clave para Rosa Costo, de Ecuador. 'Es la primera vez que vengo a y ha sido muy interesante, Colombia nos queda muy cerca y tiene muy buenas editoriales. Hice muy buenos contactos', explicó.