“La pastelería debe convertirse en una tendencia en Colombia”: Deiby Sánchez

En el país hay cerca de 2.000 profesionales en este sector.

César D. Rodríguez Flórez - cdrodriguez@larepublica.com.co

Pese a que el número de panaderías y pastelerías en ciudades como Bogotá supera los 8.000 establecimientos, actualmente en Colombia se vive un déficit de pasteleros en comparación con los otros países de la región.

Así lo confirmó en exclusiva con LR el pastelero Deiby Sánchez, uno de los protagonistas que tuvo la apertura de la Feria del pan y la pastelería, evento organizado por Levapan y que en su tercera edición se desarrolla en Pasto, Nariño.

Según afirmó el especialista en chocolates, modelado y ‘cake design’, el país hoy cuenta con aproximadamente 2.000 pasteleros, menos de la mitad de los que podrían encontrarse en países como Brasil o México, donde la cifra puede llegar a 9.000.

¿Cuál es la propuesta que trae en esta edición de la feria?
En esta ocasión quisimos traer pasteles temáticos en 3D, cada uno hecho con diferentes ingredientes. Además contamos con una sección de bizcochería en la que los visitantes podrán degustar diferentes presentaciones, de acuerdo a su gusto y preferencia.

¿Cuál es el objetivo de esta nueva apuesta?
En Colombia a la gente le gusta probar todo lo que visualmente le llama la atención, por eso queremos mostrarles que, a diferencia de lo que se piensa, este tipo de pasteles son totalmente asequibles por más artísticos que sean.

¿Cómo describe el momento por el que atraviesa la pastelería en Colombia?
En el país debemos hacer que la pastelería evolucione y se vuelva una tendencia para que podamos estar a la altura de los productos mejor calificados en el ámbito internacional. Contamos con todos los recursos e insumos para competir en la élite mundial.

¿Cuál es el mayor obstáculo que afronta la industria?
La falta de formación para todos los amantes de esta parte de la cocina, que para muchos es la más bonita de todas. Debemos capacitarnos mucho más para explorar nuevas técnicas en cada una de las propuestas que tiene la pastelería. El tema de apoyo económico para mostrar el producto local en el exterior es muy poco, falta que nos patrocinen un poco más para dar a conocer nuevos talentos.

¿Cree que hay muy pocos pasteleros en el país?
Sí, actualmente tenemos un déficit de pasteleros en comparación con los que tienen otros países de la región. Colombia puede tener cerca de 2.000 pasteleros, mientras que en países como Brasil o México la cifra puede ser el doble o el triple.

¿De qué manera se le podría dar más importancia al sector?
Los pasteleros en Colombia deben arriesgarse un poco más y presentar propuestas nuevas, yo por ejemplo busqué artistas plásticos para fusionar sus ideas y diseños a todos los pasteles que hacemos.

¿Qué es lo que mantiene viva a la pastelería?
La gente en Colombia se cansa de consumir siempre lo mismo, por eso creo que la parte visual en la industria es lo que la mantiene viva. Eso, sumado a la calidad del producto, es un factor clave para que la gente se anime a comprar y probar.

¿Qué otra novedad llama la atención del consumidor?
Con tanta diversidad y restricción que se ve en cada persona, hemos apostado por pasteles hechos con ingredientes que prácticamente no tienen azúcar y que incluso una persona diabética podría consumir.

¿Al país le va bien en los encuentros de pastelería?
Los pasteleros colombianos deben pasar filtros internos que les permitan competir en concursos de talla mundial, quienes consiguen ser invitados llegan a los encuentros con propuestas que al lado de las que presentan los profesionales de otras regiones se quedan cortos y, por eso la falta de resultados.

¿Cómo cambiar eso?
La formación y el apoyo económico son claves para sacar adelante la pastelería local y volverla protagonista en la región.

LOS CONTRASTES

  • Francisco Andrés Gutiérrez Gerente de Dispropan

    “Sin duda la Feria del pan y la pastelería será una experiencia única para aprender temas de innovación y tendencias a nivel mundial de la mano de varios expertos”.

Novedades en la Feria
Cable en vainilla y chococrispi

Cable, uno de los villanos que más han dejado huella en la franquicia de Marvel, tiene su lugar en la feria. Su preparación se hizo a base de batido de vainilla con relleno de bariloche. Sus brazos fueron hechos con chococrispi y masmelo, que permitieron hacer el tallado de los músculos.

Logan 100% de chocolate

Según explicó su autor, Deiby Sánchez, la idea de la estructura del héroe Logan es “mostrarle a todo el público asistente cómo, por medio de unas simples barras y bombones de chocolate, se puede tallar una obra como esta, saliéndonos de lo tradicional” y así inspirar a más talentos.

Gatúbela en cereal y granola

Esta es una de las propuestas más llamativas que presentó el pastelero Deiby Sánchez en la feria. Se trata de una propuesta 3D con luces incorporadas. Está hecho con base de batido de chocolate con relleno de avellanas, cereal, granola y caramelo. Ingredientes que facilitan moldearlo.

El vengador relleno de arequipe

Con 1,25 metros, esta obra artística y a la vez gastronómica es uno de los mayores atractivos de la Feria del pan y la pastelería en su edición 2018. Está hecha con un batido pesado de naranja, relleno de arequipe y maní. Toda la estructura está recubierta con azúcar Levapan.

Espacio para lo tradicional

Además de sus propuestas de pasteles temáticos, el pastelero Deiby Sánchez cuenta con un stand de bizcochería en el cual todos los amantes de estos productos pueden encontrar una gran variedad de propuestas con ingredientes y decoraciones tradicionales.

TEMAS


Gastronomía - Cultura - Pasto - Panadería