La renovación de Harley-Davidson para ingresar en el mercado de las motos eléctricas

Alta Motors es uno de los líderes americanos en motocicletas eléctricas de motocross.

Diario Expansión

El gigante norteamericano de las dos ruedas Harley-Davidson busca renovar su perfil de cliente después de un mal 2017 en ingresos y ventas apostando definitivamente, además de con la renovación de su gama hacia motos más modernas y técnicamente avanzadas, por la propulsión eléctrica en un horizonte de medio y largo plazo.

Para ello Harley-Davidson ha anunciado la entrada de la marca en el capital de Alta Motors, empresa especializada en propulsión eléctrica de motos y propulsores ligeros con sede en California y propietaria de una innovadora y patentada plataforma, denominada Redshift, que ofrece mayores niveles de densidad de energía y elevadas prestaciones. Justo lo que necesita la MoCo para su proyecto Livewire, su moto eléctrica. La idea de Harley-Davidson es terminar el desarrollo del prototipo (que ya probamos en su día, ver vídeo) y lanzar, previsiblemente, un primer modelo a lo largo del año que viene.

“Creemos que la movilidad global se está dirigiendo hacia los vehículos eléctricos y que ofrece un gran atractivo para los actuales usuarios de motocicletas, a la vez que ofrece la oportunidad de llevar a nuevos pilotos a la práctica del motociclismo,” comenta Matt Levatich, presidente de Harley-Davidson. Levatich quiere que la MoCo sea el líder mundial en segmento de las motocicletas eléctricas (recordemos que Polaris ya tiene la tecnología para hacer monturas de este tipo) y, al mismo tiempo, eso sí, mantener las raíces de la compañía asentadas en un “amplio catálogo de motocicletas que seduzcan a usuarios de todo tipo”, sentenció.

Según Levatich, este es el primer paso dentro de una estrategia “a 10 años vista” que afianza el compromiso de la marca de crear “una nueva generación de usuarios, invirtiendo fuertemente en la tecnología del vehículo eléctrico”. “Alta Motors ha demostrado innovación y experiencia y sus objetivos se alinean estrechamente con los nuestros”, ha asegurado.

Marc Fenigstein, director jefe de producto y cofundador de Alta Motors, es consciente de lo que supone para su marca la entrada de Harley-Davidson en su capital, incluso “increíblemente emocionante”, según sus propias palabras, ahora que “los usuarios están empezando ya a entender los beneficios combinados de los vehículos eléctricos”.

Alta Motors es uno de los líderes americanos en motocicletas eléctricas de motocross y enduro con resultados sorprendentes en su catálogo de baterías y componentes de motor, desarrollados en sus instalaciones de Brisbane, en el estado de California. El equipo de Alta Motors está convencidos de que las motocicletas eléctricas son el futro y que “las compañías estadounidenses tienen la oportunidad de liderar ese futuro”, como indica el propio Fenigstein.

TEMAS


Automotor - Harley-Davidson - Motos - Cambio climático