La viña orgánica más grande del mundo que logró entrar a la élite global

La marca es chilena.

César D. Rodríguez Flórez - cdrodriguez@larepublica.com.co

Emiliana, la viña orgánica más grande del mundo, integra por primera vez el selecto grupo de las 50 marcas de vino más admiradas del planeta (“The world’s most admired wine brands”), de acuerdo con el Drinks International Brand Report 2018.

Con casi 20 años de experiencia en agricultura orgánica, la viña ubicada en los principales valles vitivinícolas de Chile, cuenta con 1.374 hectáreas en los valles de Maipo, Colchagua, Casablanca, Bío-Bío y Cachapoal. Además, es la viña del país austral que cuenta con exigentes certificaciones del mundo como IMO For Life.

“Este reconocimiento es el fruto de un proceso de muchos años, en que nuestra viña, además de trabajar constantemente por hacer mejores vinos, también se ha dedicado a construir una marca consistente, que genera confianza y es muy coherente en cuanto a su mensaje”, comentó Alejandro Mitarakis, el gerente de marketing de la viña orgánica.

El reporte reconoció las características excepcionales no solo en relación a la calidad, sino también respecto a la forma de producción de sus vinos.

Las principales características de Emiliana
El reporte de los reconocimientos se elabora con base en encuestas efectuadas a los profesionales del mundo del vino, periodistas, educadores y ‘masters of wine’.

En este caso, Emiliana sobresalió por producir vinos orgánicos y biodinámicos, de manera tal que ayuda a preservar el equilibrio natural de la vida, el ser humano y el medio ambiente. Producir vinos de esta manera hace que los productos al final sean más sanos, únicos y de mejor calidad. Actualmente todos los vinos de la viña cuentan con premios y reconocimientos que validan su calidad.

TEMAS


Gastronomía - Entretenimiento - vino - Comercio