Las diez reglas de oro que debe tener en cuenta a la hora de usar un esmoquin con estilo

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

Tener a la mano el conjunto adecuado para un evento de gala es indispensable si de lucir bien se trata. En el caso de los caballeros, contar con un esmoquin en el armario es el toque para presumir de un estilo elegante. Sin embargo, se puede caer en errores de uso, combinar las prendas equivocadas y conseguir que al final del día, el traje pierda su elegancia.

Algunos diseñadores y expertos en moda, consideran el uso del esmoquin como una 'tradición clásica' y elegante, un diseño que 'no debe irrespetar las reglas básicas de su uso', como explicó Simón Martelo, experto en mercadeo de modas y fundador de Too Cool for School, empresa diseñadora de chaquetas.

Actualmente, el estilo ha variado; ha pasado de ser sólo negro, a usarse en colores como blanco u otros tonos claros; ha dejado de ser liso para usarse cruzado y, en algunos casos, no se usa con corbatín, sino que se le acompaña con corbata.

Muchas de estas tendencias pueden ser confusiones del uso apropiado del esmoquin. Por eso, si usted está interesados en lucir un conjunto elegante, refinado y correcto, tenga en cuenta estas diez recomendaciones para el uso impecable de su traje.

-No al desaliño. Por mucho que se lleve un look más desenfadado, deje para sus planes de ocio la barba de tres días, el pelo revuelto y la cara de no haber dormido la noche anterior.

-Los puños dobles de la camisa deben asomarse bajo la chaqueta un par de dedos, aunque sin permitirse mostrar mucha tela. La medida adecuada para no llegar a los excesos varía entre los dos centímetros y una pulgada visible por fuera de la chaqueta.

-La chaqueta puede ser de botonadura doble o simple, aunque ésta siempre con un único botón. Eso sí, cualquiera que sea el diseño que elija, prefiera los ajustados a los hombros. Además, el error más repetido en la gala: cuando se escoge chaqueta simple, ha de acompañarse con fajín o chaleco para que no se vea el final del pantalón. No se lleva cinturón, se opta por tirantes blancos o negros.

-El esmoquin es de color negro y con solapas en raso. Ni grises, ni marinos ni los tornasoles de Rodolfo Sancho. La única alternativa a ésta versión, aunque se trata de algo más informal, es la chaqueta denominada `smoking jacket`, en terciopelo y tonos violeta, verde botella o azul muy oscuro.

-El zapato recomendado es un Oxford acharolado. Olvídese de punteras cuadradas excesivas y, sobre todo, del botín. No hay nada peor que dejar enganchado alguno de los bajos del pantalón en el interior del botín. Por eso, cuide de que su calzado sea tan elegante como su traje, no se puede pasar por alto.

-Por mucho que se empeñen, el esmoquin no se viste con corbata, sino con pajarita. La pasada gala de los Grammy, no sólo se vieron corbatas, sino que éstas además parecían mal anudadas, muy cortas -la medida ideal es que la punta toque el cinturón-, etc. Apueste por una pajarita en raso negro de un tamaño proporcional a su estructura.

-Da igual que lo cantara Juanes, la camisa negra es casi siempre una mala opción y mucho más combinada con un esmoquin. En este caso, el cuello ha de ser `wing`, con la tira más almidonada y donde apenas se da la vuelta a dos pequeños picos que quedan un poco disparados. Como detalle de personalización, puede llevar botones en negro.

-Incorpore en el bolsillo superior un pañuelo blanco para conseguir un toque todavía más elegante. Los más coquetos pueden añadir además una pequeña flor blanca en el ojal.

-Evite joyas excesivas, que sólo aportarán un aire chabacano que arruinará el conjunto. Es lo que le ocurrió al actor Quim Gutiérrez, con un look casi de diez si no lo hubiera arruinado con un anillo de tamaño XL.

-Las proporciones son muy importantes para el resultado final. No todas las pajaritas sirven a todos, sino que debe escoger una de acuerdo a su tamaño. Evite el exceso de tela, las bolsas y las chaquetas que bailan y opte por diseños más ceñidos al cuerpo. Tenga en cuenta su estructura, descarte diseños de chaqueta cruzada o de terciopelo, que le harán parecer todavía mayor.

La opinión
Simón Martelo
Fundador de Too Cool For School

'El esmoquin ha cambiado tanto porque perdió la razón inicial por la que se usaba en los clubes o en la casa, después de la cena sólo para fumar'

TEMAS


Moda