Las excentricidades que rodean a la boda real entre el príncipe Harry y Meghan Markle

Seguridad con francotiradores e infiltrados, decoración y accesorios vestibles, entre algunos de los puntos.

Joaquín M. López B.

El próximo 19 de mayo se celebrará la boda real entre el Príncipe Harry de Inglaterra y la actriz Meghan Markle. La ceremonia, como es costumbre entre la monarquía europea, no ahorrará en gastos para accesorios, espacios, transporte, entre otras necesidades y ha sido calculada entre la prensa inglesa en US$50 millones.

Algunos detalles que llegan a la suma de este valor han sido factores de logística tan impresionantes como la seguridad, la cual se estima que costará US$4 millones para servicios de francotiradores en las calles de Windsor, policías infiltrados, y derribadores de drones.

También hay detalles como el que presentó la compañía BMW Group con un Mini Hatch edición exclusiva, entre otras cosas el máximo lujo en su categoría, acabados con impresiones 3D, y personalizaciones únicas del interior que aunque no se conoce su precio oficial podría superar los US$200.000.

En cuestión de accesorios para la novia, su vestido de US$600.000 no es el único que llama la atención, también las sandalias de US$10.000; pendientes de US$25.000 y arreglos florales para distintos momentos entre US$3.000 y US$5.000.

Por esto se comenta que la boda será una de las más lujosas de la historia inglesa superando la de Guillermo de Cambridge y Catherine Middleton.

TEMAS


Boda real - Príncipe Harry - Meghan Markle - Reino Unido - excentricidades