Las ganancias del Manchester United fueron golpeadas por la floja campaña

Reuters

El club inglés de fútbol, considerado por Forbes como el equipo deportivo más valioso del mundo, mostró los primeros efectos de una poco habitual temporada sin éxitos al reportar una caída en sus ingresos.

El United, que el pasado fin de semana perdió el título de la Liga Premier inglesa a manos de su clásico rival, Manchester City, pagó el precio por no haber superado la fase de grupos de la Liga de Campeones luego de haber sido finalista del principal torneo europeo de clubes en la temporada 2010-11.

Los problemas para el club se incrementaron con la eliminación de la Liga Europa -la segunda competición de clubes más importante del continente- en octavos de final a manos del Athletic Bilbao.

Esa relativa mala campaña hizo que los ingresos del United cayeran en 6% a 70,8 millones de libras esterlinas (US$113 millones) en el primer trimestre de 2012. Las utilidades subyacentes cayeron a 20,4 millones de libras en comparación con los 22,3 millones del período 2011.

El ingreso comercial subió y rebasó las ganancias procedentes de los días de partido y medios, gracias a nuevos acuerdos de patrocinio que incluyen uno con la compañía de logística DHL.

El United, propiedad de la familia estadounidense Glazer y campeón de Inglaterra 19 veces, tiene un número estimado de 330 millones de hinchas a nivel global, por lo que su sitio de internet lo define como el equipo más popular del mundo.

El año pasado, el club suspendió planes para cotizar en la bolsa en Singapur debido a la volatilidad del mercado y ha habido especulaciones acerca de que la idea podría revivir.

El éxito del Manchester City, financiado por el jeque de Abu Dabi Mansour Bin Zayed Al Nahyan, volvió a poner el foco sobre cómo la familia Glazer está administrando el United.

Los también dueños del equipo de fútbol americano Bucaneros de Tampa Bay compraron el United en el 2005 bajo un acuerdo que ató al club inglés al pago de importantes intereses anuales. La deuda bruta del United es de 423 millones de libras, según las últimas cifras.

El presidente ejecutivo del club, David Gill, dijo esta semana que el entrenador Alex Ferguson tendría dinero disponible para reforzar su plantel tras no haber podido ganar trofeos por primera vez desde el 2005.

"Podemos competir. ¿Por qué? Porque nuestros ingresos están entre los tres mejores del mundo del fútbol y están creciendo significativamente en términos de nuestra área comercial y mediática", declaró Gill a periodistas.

"Seguimos pagando muy buenos contratos y también tenemos otros activos que creemos que pueden ser usados para traer los mejores jugadores, ya sea Alex Ferguson y su historial, (la posibilidad de jugar con) jugadores como Ryan Giggs o nuestra historia y herencia", agregó.

Como parte de la renovación, el United dejó libre al ex internacional inglés Michael Owen, luego de tres años plagados de lesiones en el club.

TEMAS


Fútbol