Los Juegos Olímpicos desatan fiebre de productos deportivos

Esteban Guerra - hguerra@larepublica.com.co

Las Olimpiadas que se están celebrando por estos días en Londres han sido un pretexto perfecto para que las empresas más grandes del mundo muestren su imagen a los millones de personas que los están siguiendo en vivo. Así no las patrocinen.

Las medallas olímpicas no son solo suerte

Y es que no solo los patrocinadores oficiales se benefician y se exponen ante los 4.000 millones de personas que se calcula siguen su desarrollo. Otras marcas importantes, como BMW, Mercedes-Benz, Puma y Polo, han emprendido lanzamientos de productos, y han aprovechado spots publicitarios de sus tradicionales artículos como vitrina.

“La coyuntura que se está presentando con los Olímpicos por estos días, permite que las empresas impacten a una gran parte de la población mundial. Para ello es necesario tener un buen presupuesto, que obviamente se va a ver bien retribuido en el corto plazo”, explicó Ricardo Gaitán, especialista en empresas.

Pero aparte de aprovechar esta coyuntura para ganar más clientes, las compañías se han subido en la ola de la fiebre olímpica y están lanzando productos que se relacionandirectamente con las disciplinas de Londres 2012.

Y a diferencia de los patrocinadores (Visa, Samsung, P&G, Panasonic, Omega, GE, Dow, Atos, Acer, Coca-Cola y McDonald’s), son firmas que no tuvieron que desembolsar US$50 millones para hacer presencia oficial y continua en los eventos.

Por eso es posible encontrar, por ejemplo, accesorios de Apple que permiten a los nadadores profesionales o aficionados utilizar sus smartphones debajo del agua. Sennheiser diseñó audífonos más ergonómicos para los que practiquen atletismo. Polo lanzó una fragancia olímpica: Polo Blue Sport. Así mismo, marcas de artículos deportivos presentan raquetas, balones, guayos… para que los amantes de las deportes adquieran los artículos con los que compiten sus héroes olímpicos.

Firmas de carros, como Mercedes-Benz, también ven en los Olímpicos una plataforma para ganar más clientes, en líneas de negocio totalmente diferentes a la de producir autos. La empresa alemana lanzó una maleta para mantener hidratados a los deportistas que practiquen competencias de bicicleta. BMW aprovechó su toque elegante para adornar la ciudad de Londres con sus carros inspirados en el arte. 16 de ellos decoran las calles de la ciudad. Hay incluso firmas que no tienen nada que ver con los Juegos Olímpicos y lanzan productos aprovechando la coyuntura. Una firma de cascos se puso a la moda británica y vende sus productos con banderas alusivas al Reino Unido y a las justas.

Estas estrategias de mercadeo garantizan que las empresas refuercen su imagen, en un momento en el que todos quieren parecerse a sus atletas favoritos. “Las olimpiadas son un tema aspiracional, todo el mundo está pendiente del deporte que más le atrae o del atleta que más le agrada”, dijo Ricardo Vega, profesor de mercadeo del Politécnico Grancolombiano.

Sin lugar a dudas que estos serán los Olímpicos en donde internet será el principal medio de comunicación, ya sea a través de video, audio, texto, fotografías, y comentarios en vivo. Por ello Google, a través de YouTube, transmite a más de 60 países la señal de los Juegos Olímpicos. Una vitrina más que aprovecharán las empresas. “Google vive de vender publicidad en línea, internet es un gran medio de comunicación donde el video está marcando la parada. Nuestra ventaja es que podemos ofrecerle a las compañías que pauten según el gusto de las personas, así su mensaje será más efectivo”, comentó Susana Pabón, gerente de comunicaciones de Google.

Las ganancias en estas justas no solo serán medallas para los atletas, las grandes empresas del mundo se llevarán muchos más clientes de Londres 2.012.

Las opiniones

Susana Pabón
Gerente de Comunicaciones de Google

“Las marcas deben aprovechar el gran impacto que tienen gracias a que internet cada día es más decisivo y en estas olimpiadas será un referente”.

Ricardo Vega
Profesor de mercadeo Politécnico Grancolombiano

“Los olímpicos tienen una audiencia que los sigue por todos los medios de comunicación. La vitrina de exposición es gigantesca”.