Los tenis del atleta

Alexander Obando

Es de esperar que la prenda más importante para un atleta sea su calzado. Los diseñadores lo saben y por eso han creado gran variedad de estilos de acuerdo a un sinnúmero de factores (por ejemplo, la talla, el género, el tipo de pisada, el peso del deportista, la distancia que entrena etc). A continuación repasamos las características de algunos de los tenis especializados para el entrenamiento que ofrece el mercado:

Control de movimiento: Son tenis rígidos y pesados; ideales para entrenar ya que tienen bastante durabilidad. Ayudan a controlar el movimiento si nuestra tendencia es pisar hacia adentro; les vienen muy bien a los corredores con pie plano, así como a corredores con un peso superior a 75 kilos. Estos tenis tienen buena amortiguación, se ajustan muy bien y la suela ofrece un excelente apoyo.

Estabilidad: Tienen buena amortiguación y son ideales para corredores de peso medio que no tengan grandes problemas en la pisada. Además duran bastante y les funcionan muy bien a los corredores con el arco normal. Estos tenis están configurados para hacer la pisada un poco más natural.

Neutrales: Son un poco pesados pero resultan ideales para corredores de cualquier peso con una pisada eficiente. La base es semicurva haciendo que el pie se acomode mucho mejor y que el apoyo sea más adecuado. No requieren ningún tipo de apoyo extra (ej: Plantillas); en la parte delantera son más anchos haciendo que el despegue sea más efectivo.

Ligeros: Por su escaso peso se suelen utilizar para entrenamientos de velocidad, pero algunos no ofrecen mucha estabilidad. Les viene muy bien a corredores livianos de pisada eficiente. Son totalmente neutros y duran menos que los demás. La parte del talón absorbe el impacto, mejorando la pisada y el rendimiento al momento de correr. Es un tipo de tenis ventilado que se podría usar en algunas competencias.

Campo traviesa: Siendo el terreno irregular la principal diferencia, estos tenis están diseñados para ofrecer una excelente estabilidad y amortiguación; las costuras son reforzadas para una mayor duración y la suela tiene un mejor agarre en la pisada.