Rally Fighter, el último `juguete` a la medida para los fanáticos de la aventura

Expansión

Local Motors ha construido 2.000 unidades del todo terreno de Rally Fighter, un vehículo diseñado por Sangho Kim.

La empresa, creada por John Rogers hace 5 años, es la primera marca de coches de 'código abierto', que fabrica y comercializa automóviles ideados por los miembros de su comunidad, involucrando al comprador en el acabado final.

Rogers siempre ha sido un amante de los vehículos, su abuelo era el propietario de la legendaria empresa Indian Motorcycle Company. Su familia y su pasión por el motor le inspiraron crear su plan: diseñar modelos muy específicos y eficientes para después construirlos de manera sostenible con la participación del cliente.

Proceso del Rally Fighter
El proceso comienza buscando el consenso de la comunidad online, donde colaboran ingenieros, diseñadores y aficionados, donde se intercambian ideas de producción y diseño, y se han conseguido plasmar más de 60.000 autos.

Local Motors supera los 12.000 miembros y tiene sólo 20 empleados; fabrican el Rally Fighter en Phoenix, y han participado en la creación de un vehículo militar, el Flypmode, del diseñador mexicano Víctor García, para la agencia de proyectos de investigación avanzada en defensa (Darpa), y lo han transformado en un prototipo operativo de combate y evacuación. Con la plataforma de software V6 de Dassault Systèmes, utilizada entre otros por McLaren, y con la experiencia de la empresa americana en el diseño y fabricación, el vehículo ganador pasó del concepto al prototipo de trabajo en menos de seis meses.

El cliente elige
Los clientes eligen el modelo y la decoración para su automóvil, dado a que no van pintados sino que su 'envoltorio' es de vinilo, y así se ahorran alrededor de cinco kilogramos de peso, lo que es menos nocivo para el medio ambiente. Entre tanto, el vano motor del Rally Fighter se caracteriza por alojar un explosivo V8 6.2 de 430 CV y la propulsión trasera con un marcado aspecto todo terreno. Mientras en el diseño interior es funcional y deportivo, y fue conceptuado por Mihai Panaitescu.

¿Cómo tener este nuevo auto?
Para conseguir el vehículo hay que abonar una señal de $3.779 euros y su coste total es de $56.610 euros. El precio incluye 6 días en la fábrica, donde el cliente cuenta con la ayuda de un instructor en cada paso y se ocupan de todo, hasta la terminación de la construcción del modelo, las herramientas necesarias así como un curso de conducción.

El cliente participa de manera directa en el montaje
No sólo la comunidad online de la compañía participa en la creación del automóvil, los clientes pueden colaborar en ello, así hasta la producción sale fuera de lo corriente. Local Motors apuesta por la construcción de sus modelos de manera artesanal, con licencia libre y especificaciones comunes, en lo que denomina 'microfábricas'. Durante el proceso de montaje, el comprador dispone de estancia en el hotel Sheraton Wild Horse Pass Resort & Spa, además de transporte desde el aeropuerto al establecimiento y la fábrica, permitiendo un contacto personal para la adquisición del auto.