Rayo y Manzur, juntos en la sala de arte de la Fundación Cardioinfantil

Iván Bernal Marín - ibernal@larepublica.com.co

La aventura entre lo concreto y lo imaginario, de David Manzur, y el arte geométrico con rastros indígenas, de Omar Rayo, compartirán escenario en la sala de arte de la Fundación Cardioinfantil- Instituto de Cardiología.

Se trata de la exposición “Obra Gráfica Rayo/Manzur”, una muestra que reúne 25 obras que encarnan la visión de ambos maestros, y que se inaugura este jueves 26 de julio.

Estos dos grandes representantes de las artes plásticas colombianas estarán reunidos en un solo lugar con el apoyo del grupo financiero Helm y la Galería La Cometa.

Pero no es solo la oportunidad de acercarse a las perspectivas gráficas de dos de los artistas más reconocidos del país. Además del contacto con su imaginación creativa, precisión, capacidad de observación y destreza técnica, un porcentaje de las obras que sean vendidas será destinado para atender a niños de escasos recursos enfermos del corazón, que pertenencen al programa social “Regale una Vida” de la FCI.

La obra de Manzur se establece en un juego psicológico, una doble percepción de los sentidos, que hace concluir que ellos tienen su propia capacidad de registrar, catalogar. Y Rayo es un artista geométrico-óptico, que ama los cuadrados, los rectángulos y las líneas en zig zag y se expresa con el blanco, el negro y el rojo. Su obra demuestra que el arte geométrico pertenece tanto al pasado ancestral como al futuro.

Así lo expone la Fundación Cardioinfantil. Anualmente, esta atiende 8.687 consultas de cardiología, de las cuales el 38% son población pediátrica. Los pacientes provienen de todo Colombia. Durante el año 2012 se han diagnosticado gratuitamente 1.462 niños, y se les han realizado operaciones a 84, gracias a donaciones empresariales.