¿Sabe cuánto cuesta comer en los restaurantes más asequibles del listado The World’s 50 Best Restaurants?

Massimo Bottura y su Osteria Francescana han vuelto al número uno de esta lista. Entre los restaurantes más asequibles de la lista figuran latinoamericanos.

Gestión

Comer en alguno de los considerados 50 mejores restaurantes del mundo, ránking que se presentó anoche en Bilbao (norte de España), no es barato por la calidad de la materia prima y los costes de personal, pero entre los más asequibles figuran los españoles y los latinoamericanos.

Massimo Bottura y su Osteria Francescana han vuelto al número uno de esta lista, puesto que ya ocupó en 2016.

En Módena (Italia), el cocinero conocido por su labor social vinculada a la gastronomía, ofrece un menú degustación de diez pases y un coste de US$289, a los que hay que sumar US$162 si se acompaña con el maridaje de vinos. Incluye platos como el lenguado mediterráneo o la parte crujiente de la lasaña.

El Celler de Can Roca (España), que también encabezó el listado, en 2013 y 2015, ha ascendido este año del tercer al segundo puesto. Los hermanos Joan (cocina), Josep (bodega) y Jordi (repostería) Roca ofrecen a sus comensales dos menús degustación; el principal, Festival, cuesta US$237 y US$115 por la selección de vinos.

Mirazur, en Menton (Francia), ocupa el tercer lugar. El argentino Mauro Colagreco decidió que fuese la despensa, especialmente la pesca del día, la que eligiese por él la composición de sus menús, de forma que además del Signature, creado por el décimo aniversario de su incorporación al restaurante con sus platos históricos US$243, más US$104 de maridaje, ofrece otros dos de los que el comensal sólo sabe el número de platos porque varían a diario.

Se trata de Carte Blanche, por US$185 y US$104 más con vinos e Inspiration, por US$127 más US$69 de maridaje. Además ofrece los jueves y viernes al mediodía Decouverte, con entrante, plato principal y postre por US$92.

El que encabezara la lista de 2017 y hoy en cuarta posición, el Eleven Madison Park del cocinero Daniel Humm y su socio Will Guidara en Nueva York, ofrece un menú de entre ocho y diez pases en su comedor principal por US$315

Pero también la posibilidad de tomar otro más breve US$175 o simplemente unos “snaks” con un cóctel o una copa de vino en su bar.

Aunque nacido en India, Gaggan Anand eligió Bangkok para abrir el restaurante que lleva su nombre y que tiene influencias de elBulli y su cocina molecular. El quinto de los 50 Mejores Restaurantes del Mundo ofrece un único menú degustación de “cocina india progresiva” que transita por las diferentes regiones de su país y que cuesta US$196 y también ofrece una opción vegetariana.

El peruano Central (nº 6), de Virgilio Martínez y Pía León, ofrece cuatro menús degustación: Alturas Mater, un recorrido por las “17 elevaciones de nuestro territorio” (US$169); Ecosistemas Mater, viaje por “11 alturas de nuestro país” (US$159) y sus correspondientes versiones vegetales, con los mismos precios.

En este restaurante -cuya propuesta gastronómica se basa en técnicas prehispánicas y alimentos recogidos en viajes que empiezan a 25 metros bajo el mar y asciende a 4.200 metros de altitud pasando por manglares, los Andes, el Altiplano y la Amazonía- cuenta con un maridaje de vinos y otro de néctares e infusiones.

Mitsuharu Tsumura, conocido como Micha, ha conquistado desde Perú paladares de todo el mundo con su delicada cocina nikkei (fusión de la peruana y la nipona fraguada con la inmigración) en Maido (nº 7), que significa bienvenido en japonés.

Es de los pocos de los primeros puestos del ránking que trabaja con carta y menú degustación, que asciende a unos US$122 y a US$186 si se acompaña con una selección de vinos.

También se puede comer a la carta en L’Arpège (nº 8), el paraíso vegetal de Alain Passard en París, con un precio que según la Guía Michelin, que le ha concedido tres estrellas, oscila entre US$260 a US$353.

Propone además un menú de mediodía por US$202, uno principal y basado en verduras, frutas y hortalizas llamado Le Printemps des Jardins por US$370 y Terre & Mer que, por US$451, incluye carne y pescado.

El segundo español entre los diez primeros es Mugaritz (Guipúzcoa, norte), donde el equipo liderado por el cocinero Andoni Luis Aduriz desarrolla cada año un intenso trabajo creativo previo que se traduce en un único menú degustación de más de 20 propuestas por US$254, sin maridaje.

Víctor Arguinzoniz ha sido capaz de llevar la magia de las parrillas de Etxebarri, en el décimo lugar, a este listado desde su caserío del valle de Atxondo, en Vizcaya. Según indican en su web, el precio medio oscila en torno a los US$203, sin bebida.

TEMAS


Gastronomía - The World's 50 Best Restaurants - Perú - Comida - Osteria Francescana - Massimo Bottura