Six Senses: el hotel más sotenible de Fiji que se abastece con baterías Tesla

El hotel también posee su propio huerta orgánica de frutas y verduras para apoyar el objetivo de alimentos autosostenibles.

Expansión

La cadena hotelera de lujo Six Senses se suma a la moda de la sostenibilidad de la mano de Tesla. Recientemente ha inaugurado en Fiji su resort más autosostenible, cuyas instalaciones solares funcionan con paquetes de baterías Tesla.

Aguas cristalinas, playas de arena blanca, bosques tropicales y seguro de sol todo el año. Hablamos de Fiji, escenario donde la cadena hotelera de lujo Six Sensesabrió a mediados de abril su primer complejo en el Pacífico Sur.

Ubicado en una bahía aislada de Malolo, isla perteneciente a las islas Mamanuca, en el archipiélago de Fiji, no destaca sólo por su playa privada de arena dorada de 650 metros, ni por sus villas con piscina, ni por sus dos puertos exclusivos para atracar los yates de los huéspedes, sino por sus instalaciones solares fuera de la red más grandes del hemisferio sur, y que funcionan con paquetes de baterías Tesla.

Una apuesta clara por la sostenibilidad tan necesaria en nuestro planeta y por el bajo impacto ambiental. Además, en Six Senses de Fiji se recolecta el agua de lluvia, se almacena en tanques sépticos y, a la vez, tienen su propia planta de ósmosis inversa y refinería de agua para abastecer de agua potable a los clientes sin necesidad de usar botellas de plástico. Y, en cuanto a la alimentación, posee su propio huerto orgánico de frutas y verduras para apoyar el objetivo de alimentos autosostenibles.

En Six Senses siguen celebrando que son los últimos en llegar a las islas Fiji y los primeros en atraer a un público ávido de lujo pero concienciado con la máxima reducción de huella ambiental y a favor de la salud del planeta. De hecho, el embalaje se reduce al máximo posible o se reutiliza e involucran a los huéspedes, a través de programas para conservar energía. Llevan a gala ser los únicos en el uso de energía solar por completo e incluso, la sobrante, se reutiliza para la planta desalinizadora.

Teniendo en cuenta que la producción de energía crea contaminación y es la mayor causa decalentamiento global, la cadena hotelera se ha apuntado un buen tanto.

También poseen un programa de compostaje que reduce el desperdicio de comida y lo convierte en fertilizante y el agua residual es tratada para que resulte válida para el sistema de riego. Y, siguiendo con las bases del turismo sostenible, los productos que se consumen y los empleados son mayormente locales.

Y ya, a la hora de disfrutar de esas playas de postal, cuenta con un total de 24 villas, de uno o dos dormitorios, con piscina y diez residencias privadas, de dos, tres, cuatro y cinco dormitorios, cocinas totalmente equipadas, barbacoa, piscina privada y vistas o al mar o al puerto deportivo.

Como dato adicional, para ahorrar energía, los sensores en las villas apagan automáticamente el aire acondicionado en cuanto se abren las puertas. En el complejo cuentan con dos restaurantes, pizzería al aire libre y parilla, zona de masajes y de yoga, servicio de niñera gratuito, gestor de experiencias para los clientes y un acceso inmejorable. Bien vía aeropuerto internacional en Nadi, o en lancha motora desde Denarau Marina, helicóptero o embarcación privada que después se podrá dejar en alguno de los dos puertos deportivos.

Y si no tenemos mucha prisa para disfrutar de las exquisiteces de los Six Senses, podemos esperar a 2020, año en el que está previsto que la cadena hotelera abra su primer complejo en España, concretamente en Ibiza, un hotel de lujo de 134 habitaciones ubicado en cala Xarraca y en el que el bienestar irá de la mano de la sostenibilidad y el espíritu comunitario, según palabras de Neil Jacobs, jefe ejecutivo de Six Senses Hotels Resorts Spas.

Lo que es evidente es que el turismo sostenible no es una moda pasajera. Desde 2011 es uno de los tres principales factores que influyen en la reserva de las vacaciones. Incluso un estudio publicado en 2012 por TripAdvisor indicaba que 71% de los encuestados estaban dispuestos a pensar en el medio ambiente a la hora de elegir su destino de vacaciones y que la mitad estaba dispuesta a pagar más por productos que demostraran un compromiso con la Responsabilidad Social.

 

TEMAS


Hotel Six Senses - islas Mamanuca - Fiji - Sostenibilidad - ahorro de energía