Steve Jobs diseñaba un yate con Philippe Starck

Expansión

El diseñador francés ha alborotado a la legión de seguidores de productos Apple, luego de comentar en una entrevista a la radio francesa que estaba colaborando con la compañía de la manzana ‘en un proyecto revolucionario’, que vería la luz en ocho meses.

¿El iPhone 5? ¿Una consola de videojuegos? ¿La primera televisión de la compañía ¿Un establecimiento? Ante el aluvión de comentarios, un portavoz de Apple se apresuró a desmentir la colaboración con Starck y aseguró que se trata de un proyecto personal entre el diseñador y Steve Jobs.

Con sus declaraciones, todo indica que lo que ambos gurús del diseño se llevaban entre manos era el trazado del superyate del fundador de Apple. No fue hasta la publicación de la biografía de Jobs, escrita por Walter Isaacson, cuando se desveló que, a pesar de destacar por un estilo de vida sencillo, el estadounidense llevaba desde 2009 trabajando en una embarcación de grandes dimensiones.

Según el libro, el astillero holandés Feadship es el encargado de dar forma al último proyecto de Steve Jobs, y de guardar un silencio sepulcral sobre cualquier detalle del mismo. Sobre las características del yate sólo ha trascendido que posee una eslora de 75 metros y paredes de cristal de 12 metros de largo, así como interiores minimalistas.

En la entrevista radiofónica, Starck confirmó su buena relación con el fundador de Apple, a quien visitaba una vez al mes durante los últimos años.

Tras la muerte del genio de Cupertino, el galo ha seguido reuniéndose con su mujer, lo que encaja con el contacto que suele mantenerse entre diseñador, astillero y armador cuando la construcción de un yate entra en su fase final.

No es la primera vez que Starck se enfrenta al reto de diseñar una embarcación, no en vano ya ha plasmado su talento en otros superyates, como el futurista A (2008), el Wedge Too (2003) o el velero Virtuelle (1999). Aunque ninguno de ellos fue considerado por su propio creador como 'un proyecto revolucionario'.

Así mismo, el diseñador freancés acaba de festejar el lanzamiento de una línea de sillas creada por el cantante Lenny Kravitz, de la cual fue su padrino, ya que estaban inspiradas en la emblemática`Mademoiselle` de Starks.