Un `futbolín` de oro y níquel está en una edición limitada de lujo

Expansión

El futbolín siempre ha sido uno de los pasatiempos estrella en cualquier salón de juegos. Y en torno a las clásicas mesas de madera, se han consumado divertidas tardes de amistad con el deporte rey como protagonista.

Pero ahora, los diseñadores Davide y Grabiele Adriano, fundadores de Adriano Design, han ido más allá y han creado para la firma italiana Teckell un exclusivo modelo de este juego con el oro como material predominante.

El futbolín de lujo es una edición imitada de 50 unidades y fue bautizado como Cristalino Gold y se ha clasificada como la joya de la colección que la marca ha lanzado para los amantes del entretenimiento más tradicional.

Con los jugadores fabricados en oro de 24 quilates y níquel, junto a sus cuatro patas y su campo de cristal transparente, este prototipo promete hacer las delicias de los más exigentes y destacarse como un objeto de decoración de lujo en cualquier sala.

Un must have, que los apasionados por el fútbol consideran como un mueble imprescindible en su sala. En él, además, las típicas barras de hierro tienen un grosor de 19 mm y están confeccionadas en vidrio grueso.

Sin embargo, para quien no pueda permitirse este capricho que cuesta 16.000 euros, la firma también cuenta con modelos más accesibles a todos los bolsillos, como el Cristalino, confeccionado con base de cristal y aluminio, o el Intervallo, perfecto para espacios más reducidos.

La colección deluxe, de diseño minimalista y con la que se pueden marcar verdaderos `goles de oro`, pesa nada más y nada menos que 106 kilogramos, y tiene unas dimensiones de 137cm x 98cm x 45cm.