Un retrato simplificado del genio de Steve Jobs

Iván Bernal Marín - ibernal@larepublica.com.co

Parece que todo lo que se pueda escribir sobre el fundador de Apple, Steve Jobs, siempre terminará siendo poco.

Tras su fallecimiento, el mundo se enteró de que su genialidad iba mucho más allá de las pantallas táctiles y los reproductores que tanto le han simplificado la vida a los amantes del ocio. Y ahora, la periodista de The Wall Street Journal Karen Blumenthal presenta otro recuento sobre todos esos episodios oscuros, casi heróicos, que le dan relieve a la figura del genio que convirtió la tecnología en arte pop. El texto encarna las más profundas preocupaciones que se evidencian en los frutos que dejó Jobs: la intención de hacer más sencillas las cosas para que su acceso fuera masivo. El texto tiene pulso de recuento periodístico más que de biografía. Explica la dimensión del genio salpicando sus logros con detalles curiosos, pero obviando demasiado y dejando entrever exagerada admiración.

Lo mejor
Está plagado de reveleaciones de anécdotas, que aportan a la dimensión humana del personaje detrás de uno de los cambios tecnológicos que más ha impactado la sociedad moderna. Mediante una prosa ligera, que facilita abordarlo y conocerlo a partir de los momentos claves de su vida.

Lo peor
La adjetivación y los comentarios simplistas y de admiración, le restan seriedad. Del tipo ?Decir que Steve Wozniak estaba como loco con la idea de una computadora metida en una cajita sería quedarse corto. Como mínimo, se sentía increíblemente inspirado?

Lo novedoso
Es un repaso fresco, lleno de fotos entrañables, de álbum familiar. Además, lleno de lecciones inspiradoras que lo perfilan como el mejor modelo para losjóvenes.

Lo cliché
La excesiva simplificación, mezclada con halagos aquí y allá, corren el riesgo de terminar caricaturizando los logros de Jobs.