Uno de los últimos clásicos italianos adornará su muñeca y su look

Expansión

Son novedad, pero con tal vocación de referente masculino que ya son un básico de la elegancia. Los relojes de Domenico y Stefano, con mecanismo suizo, tienen unos acabados de lujo, entre otras cosas, por técnicas como el PVD para fijar el color.

El catálogo está compuesto por tres gamas con distintas variantes -de tonalidades o materiales- cada una hasta alcanzar un total de 52 relojes. Los modelos DG7, que destacan por sus esferas límpidas y su sencilla elegancia, se han diseñado con correa de piel en un color a juego con el dial, en tonos que van desde el negro o el marrón al violeta o verde más encendidos, o también existen con correa de malla milanesa, un clásico que parece volver con fuerza.

Sobre este mismo diseño, la marca italiana presenta la variante joya, los DG7 Gems, con cuatro piedras (zafiros, rubíes, esmeraldas…) marcando los índices horarios y combinados con oro. Por último, la línea DS5 es la más deportiva. Sus cronógrafos, en acero y oro y corona giratoria, apuestan por líneas más robustas, aunque igualmente elegantes.

Todos los modelos están disponibles en las boutiques Dolce & Gabbana con precios que parten de US$2.450.

La firma está a la espera que estos nuevos relojes sean la sensación en Europa.