Alerta por el alto precio de los medicamentos

La semana anterior, el día 13 de febrero de 2012, en el diario El Tiempo, el reconocido periodista y escritor Juan Gossain, escribió un artículo que titulo "En Colombia es más barato un ataúd que un remedio". Dio a conocer datos impresionantes del costo de los medicamentos en Colombia que, hacen pensar que son los más caros del mundo.

Don Juan, entre otros datos, nos informó que una caja de 30 tabletas de 10 miligramos del medicamento N0rvas, para prevenir la presión arterial cuesta en Colombia $238.000 mientras que en Venezuela cuesta hecha la converersión, $26.000; una pastilla de Singulair fármaco ingles, contra alergias, asma y rinitis, vale en nuestro país  6.972 pesos, cuando en Quito su costo en pesos 3.960; Una caja de 14 pastillas de 75 miligramos del medicamento Plavix que se utiliza para prevenir los infartos según el reporte de Don Juan, cuesta en Colombia 170.300 pesos, pero en Venezuela vale $55.300 hecha la conversión.

Vale la pena anotar aquí, que los dos países vecinos, entre otros suramericanos, por mandato de la Comisión Nacional de precios de medicamentos, son referentes obligatorios que se deben tener en cuenta para controlar los precios de los medicamentos, en Colombia.

Sin embargo, poco se hace al respecto por parte de la comisión encargada de regular los precios de los medicamentos. Según un estudio realizado por Health Action Internacional, en el año 2009, se afirma, entre otras cosas: "después de recoger datos de 93 países para comparar el precio del Ciprofloxacino, un antibiótico de uso común, se encontró que este oscila entre una media de US$ 31 en China hasta US$131 en Colombia, y continua el estudio en referencia: "Norepinefrina, cuyo precio al salir del laboratorio es de $41.134, pero ante el Fosyga se han presentado recobros por $195.571, por su parte la Amicacina, cuyo precio en el mercado es de $1.029, pero al Fosyga se lo cobran a casi $20.000". Los costos que paga el Fosyga por los recobros de medicamentos cuyo precio es excesivo, lo pagamos todos los colombianos, no habiendo presupuesto que alcance para tal fin.

El impacto en la salud de la población, de los altísimos precios de los medicamentos es devastador, son costos inalcanzables, para el común de la gente, lo que a la postre produce el deterioro irremediable del paciente y no pocas veces la muerte prematura.

Ante esta situación calamitosa para todos los compatriotas, ¿por qué el gobierno nacional no toma medidas radicales que, contarán con el respaldo popular y, acaba con los excesos en los precios de los medicamentos? Por ejemplo ¿Por qué no incluye en el régimen de libertad regulada una lista más amplia de medicamentos que, cubran la mayoría de las enfermedades que causan estragos a la población colombiana? O ¿Por qué no se hace una investigación exhaustiva para llevar al régimen de control directo, los medicamentos que hayan ingresado al régimen de libertad regulada y su precio unitario se encuentre por encima de su precio de referencia?

Y si hay necesidad de cambiar  las condiciones de ingreso de los medicamentos a estos regímenes, con el fin de tener un control mayor sobre sus precios ¿por qué no se hace? Estas medidas la Comisión Nacional de precios de medicamentos las ha tomado a través de circulares, como por ejemplo las consignadas en las circulares 04 de 2006, 01 de 2009 y 001 de 2011.

La Comisión Nacional de precios de medicamentos la integran, el ministro de Protección Social, el ministro de Industria y Comercio y un delegado del Señor Presidente de la República, son ellos responsables de la regulación y control de los precios de los medicamentos en Colombia.

Jose Dario  Salazar Cruz
Analista