¿Avianca, Rionegro, Eldorado, Aerocivil?

El mismo día que Avianca informaba que compraría 51 nuevos aviones, mostrando el desarrollo de la empresa y el gran negocio de esta noticia, en la noche, el aeropuerto de Rionegro estaba lleno de grandes empresarios, ejecutivos, periodistas y personas del mundo de la moda atrapados, porque el día de cierre de Colombiatex se presentó un fuerte retraso en vuelos, según dijeron, por problemas de congestión en Bogotá, dejando muchos vuelos de Avianca con retrasos de más de 4 horas y con el hecho de la cancelación de un vuelo sin previo aviso.Lo cuento porque fue víctima de la situación y lo que puedo narrar es que altas directivas de este país del mundo de alimentos, comercio, textiles, confecciones, medios y otros sectores llamaban por sus celulares a intentaban solucionar su viaje, porque simplemente Aviancia no ponía soluciones. El caso particular de un amigo me sorprendió: simplemente le cancelaron el vuelo y no dieron ninguna explicación.Semejante noticia económica no es congruente con la realidad de lo que pasa en el transporte aéreo colombiano. Si la culpa es de Eldorado, no caben esos 51 aviones que operarán mayormente desde Bogotá; si la culpa es de Avianca, deben informarle al público qué pasó y plantear soluciones reales, no solo demorar los vuelos sin siquiera un asomo de indemnización, como el caso del vuelo cancelado; si la culpa es de la Aeronáutica Civil o de los controladores aéreos, esto no debe afectar el servicio público que se presta.Esa noche se vieron caras de tensión, discusiones y hasta resignación en las personas, quienes, en algunos decían que esto ya era común en los vuelos después de cierta hora en Rionegro. Pero lo que nunca se vio fue un funcionario ni de Avianca ni de la Aerocivil ni del Aeropuerto planteando soluciones e informando a las personas qué pasaba; solamente estaban los pobres empleados de Avianca en los entradas de las puertas y en el salón VIP que tenían que aguantar los insultos. Es evidente que un día como el cierre de la feria textil más importante de América habrá muchos extranjeros en Colombia, empresarios y personalidades, y el sistema aéreo sabe esto desde hace más de 10 años y no se preparó para el suceso. Por eso es evidente que sí hay un culpable pero ninguno asumirá esa responsabilidad. Igualmente es claro que más de un empresario al vivir esta situación estará repensando sus negocios con Colombia y los costos de los mismos.Esta situación deja ver mucho de lo que hoy pasa en el país. Estamos entrando a cuatro TLC al mismo tiempo y ni siquiera la infraestructura aérea para mover ejecutivos entre ciudades está consolidada.Esta debilidad es grave porque afecta la productividad de los negocios, y sin duda, nos causa un serio problema de imagen. Para este caso particular, muchas personas que viajaban a las 7:30 de la noche llegaron a sus casas cerca de las 5:00 de la mañana del día siguiente, lo cual sin duda los afectó personalmente porque no estuvieron con sus familias y llegaran el día siguiente al trabajo con pocas horas de sueño. Seguramente esa noche se perdieron muchas conexiones y muchos salieron pensando cómo hacer para hacer negocios textiles con Colombia con ese problema de los aeropuertos, porque es muy extraño que alguien particularice una situación en su primer vuelo a conocer un país.Así pues como aparentemente nadie es culpable, nadie responderá, y la imagen del país quedo afectada, varias empresas tendrán problemas de reuniones, habrá sobrecostos y algunas familias no estuvieron juntas esa noche, y como siempre no pasara nada, porque nos acostumbramos a que esto pase y que nadie responda.Camilo Herrera MoraAnalista