Borges, las consecuencias y la actualidad

La semana pasada, el cronista colombiano Alberto Salcedo Ramos escribió en su columna dominical de El Colombiano una pieza titulada "Yo me llamo Colombia". En ella nos obliga a reflexionar sobre cómo, durante la semana, las noticias que invadieron  la  agenda informativa -y me atrevo a decir, los temas de conversación- nacieron de la deformación del interés por el escándalo.

"La próxima semana, no les quepa la menor duda, habrá más bullaranga. La generaremos porque creemos que a estas alturas nuestro sociedad solo tiene oídos para percibir lo que es ruidoso. Y lo que sucede es más bien lo contrario: el ruido nos anestesia".
Pero la atípica semana que le siguió a la columna de esta gran firma tuvo el estruendoso ruido del atentado al exministro Fernando Londoño Hoyos. Y entonces vuelve y duele el país, y se desconfía de cualquier filosofía que utiliza la violencia como camino.

Pero los acontecimientos continúan,  como el reloj de sol, sin engaño ni imprecisión. Entonces recuerdo, "Las Causas", la hermosa poesía de Jorge Luis Borges que hace memoria del pasado para recordarnos cuántos acontecimientos precedentes tienen a este presente como consecuencia:

Los ponientes y las generaciones.
Los días y ninguno fue el primero.
La frescura del agua en la garganta
de Adán. El ordenado Paraíso.
El ojo descifrando la tiniebla…
 
…Las formas de la nube en el desierto.
Cada arabesco del calidoscopio.
Cada remordimiento y cada lágrima.
Se precisaron todas esas cosas
para que nuestras manos se encontraran.

Y así arranca mi lista:
Misael Pastrana presidente, Neruda Nobel de literatura,  fin del Frente Nacional; Alfonso López presidente, muere León de Greiff, se explora Marte, M-19 se toma la embajada de República Dominicana con 14 embajadores de rehenes, guerra entre Argentina e Inglaterra por las Islas Malvinas; Belisario Betancur presidente, premio Nobel de la literatura para Gabriel García Márquez, ley de amnistía de Betancur, terremoto de Popayán, muere el guerrillero Jaime Báteman, accidente del Jumbo de Avianca en España, asesinado Rodrigo Lara Bonilla, La  Luciérnaga y el apagón, toma del Palacio de Justicia por el M-19, el dolor de desaparición de Armero y el apagar de Omaira, explosión del Challenger, desastre nuclear  de Rusia en Ucrania.

Virgilio Barco presidente, Juan Pablo II en Colombia, asesinado Fidel Cano, extraditado Carlos Léhder a los Estados Unidos, Lucho Herrera campeón de la Vuelta a España, asesinado Jaime Pardo, asesinado el procurador Carlos Mauro Hoyos, liberación de Andrés Pastrana, bomba en el edificio Mónaco de Medellín, sangrientas matanzas colectivas rurales, bomba contra El Colombiano, Nacional Campeón de la Copa América, atentado a Antonio Roldán, asesinado Luis Carlos Galán, bomba a El Espectador, bomba a Vanguardia Liberal, abatido Rodríguez Gacha, accidente del avión de Avianca en NY, asesinado Bernardo Jaramillo Ossa;  César Gaviria  presidente, se entrega Fabio Ochoa, asesinada Diana Turbay.

EPL entrega las armas, entrega de Pablo Escobar, una nueva constitución, fuga de Pablo Escobar de la cárcel de alta seguridad de Envigado, 5-0 contra Argentina, abatido Pablo Escobar, masacres en Urabá; Ernesto Samper presidente con el escándalo del elefante, asesinado Andrés Escobar, capturado Gilberto Rodríguez, asesinado Álvaro Gómez, emboscadas guerrilleras al Ejército, atentado a El Tiempo, muere el cura Pérez; Andrés Pastrana presidente, encuentro de Pastrana con las Farc, desaparecidos, Hugo Chávez en el poder, diálogos de paz, sismo en el Eje Cafetero, secuestros masivos, asesinado Jaime Garzón, siglo XXI…
Supongo que "Se precisaron todas esas cosas" para que nos suceda hoy este presente. Me pregunto entonces qué podemos hacer hoy para que tengamos un listado diferente y nuestras manos se enlacen por la verdad, la alegría y la justicia.