Crece la demanda de materias primas colombianas

En momentos en los que existe una crisis de confianza en la economía mundial y una moderada aversión al riesgo, los mercados presentan otras alternativas de inversión atractivas a más largo plazo como los "commodities".

Aunque el año pasado algunos sectores de los commodities no tuvieron un alto rendimiento, otros rubros si lo tuvieron como el de los metales preciosos y el sector de la energía.

No obstante, ningún mercado está libre de altas volatilidades, pero sí hay factores claros que inciden en el aumento de los precios en este mercado como la fuerte demanda de algunas materias primas por parte de China e India. De hecho, las cifras de crecimiento del último trimestre del 2011 de China han contribuido a reducir el riesgo de una desaceleración.

En el caso del oro, el precio del mismo viene marcado por la especulación y por las políticas monetarias de algunos países, como Rusia y Turquía, que a través de sus bancos centrales han aumentado sus reservas oficiales, panorama que se ve favorecido por los bajos tipos de interés en Estados Unidos y la debilidad del dólar.

En el caso de otros commodities se encuentra una menor especulación gracias a que la demanda de cierto tipo de materias primas se basa en la necesidad industrial, lo cual favorece el crecimiento actual de los mercados emergentes.

El año pasado las exportaciones de los países latinoamericanos crecieron alrededor de un 26% de acuerdo a un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En el caso de Colombia las exportaciones crecieron un 43% y se puede afirmar que se ha vuelto, como lo fue en el pasado, un país exportador de materias primas.

De acuerdo a las cifras oficiales las exportaciones del sector minero energético aportaron un 71% del total de las ventas colombianas al exterior el año pasado. Del total de las exportaciones por USD51.000 mil millones aprox. a noviembre, USD25 mil millones corresponden a petróleo y 7.600 millones  a carbón.

A propósito de estas cifras y teniendo el cuenta el boom que se está dando en este sector, se realizó la semana pasada el evento llamado "Colombia Genera" donde se expusieron temas como tributación minera, sostenibilidad ambiental e infraestructura, entre otros. Con invitados extranjeros y empresarios del país se indicó que es preciso trabajar con las comunidades y contar con una legislación en materia de regalías que haga más eficiente aprovechar los recursos de la actividad extractiva.

Ante este gran número de oportunidades surgen varias preguntas, ¿está el país preparado para ser más competitivo en materia de infraestructura y know how? ¿Qué están haciendo los empresarios para contribuir a este crecimiento del país?

Es clave indicar que con la inversión extranjera actual, las compañías foráneas con su experiencia brindan nuevos modelos para potencializar los recursos actuales. Es el caso del éxodo de algunos industriales venezolanos que han invertido en la industria petrolera en Colombia. Por ejemplo, en el yacimiento Rubiales se trajeron técnicos especializados en la extracción de crudo superpesado, un conocimiento que no se tenía en el país.

A su vez, se destaca la inversión en investigación como es el caso de Ecopetrol que a través de su centro de investigación y desarrollo (Instituto Colombiano del Petróleo, ICP)    ha hecho alianzas nacionales e internacionales con instituciones que han elaborado importantes desarrollos tecnológicos en el campo del petróleo y el gas como la Universidad de Calgary y Ontario de Canadá, entre otros.

En el pasado no se puede desconocer los esfuerzos del gobierno por fomentar la inversión de nuevas petroleras nacionales y extranjeras reduciendo el pago de regalías a la nación. En la actualidad es importante la alianza con los inversionistas que cuentan con el dinero y la tecnología, lo que conlleva a mejorar la exploración de yacimientos y así tener una producción estable a largo plazo.

Juan Carlos Ortiz/Analista