Entre terrible y espectacular

En las últimas semanas, dos importantes diarios de Colombia  presentaron su proyecto de Realidad Aumentada. Resulta fantástico para el país tener periódicos en la vanguardia. El Tiempo salió utilizando la tecnología de servicios de la aplicación Revive y El Colombiano, con su propio desarrollo, El Colombiano RA.

Cuando una empresa evalúa los resultados de un proyecto en la reacción del cliente, no solo debe medir las cifras que desvelan la acción de compra, también debe considerar la opinión que, por medio de las redes, manifiestan los usuarios.

Esta fuente de información es importante y rica y antecede a sondeos y resultados financieros. Desde este ángulo, la sociedad, por medio de Twitter y Facebook, entrega a los inversionistas una medida casi en tiempo real, elocuente, puntual y medible, muy enriquecedora para la retroalimentación inmediata.

El peligro está cuando no se oyen varios ángulos de expresión, porque solo la unión de visiones da la perspectiva general. Cuidado con ignorar las redes, cuidado con sobrevalorarlas. Ellas no mandan el criterio gerencial, pero sí ayudan en la toma de decisiones inteligentes.

El "Nerd",  el "Geek", representan al fanático experto, saben reconocer fortalezas y debilidades en las propuestas que se hacen desde la industria y exigen transparencia en los mensajes publicitarios, en los que se explican estos productos a los nuevos usuarios. No tragan entero y cobran con sabotaje cualquier duda en la credibilidad del proponente. También son los aliados que, si se acierta, felicitan, exigen más y preguntan cuándo se sale con la siguiente tendencia… ¿3D? Este es un grupo pequeño, exclusivo e influyente.

El aficionado es quien sabe qué le sirve y qué le gusta. Sin embargo, las propuestas necesitan convencer con criterio práctico, sin obsesiones en juego. Es un grupo cada vez más grande y significativo que no se deslumbra de manera fácil, aunque tampoco se queda en los detalles. Lo  integran  personas que prueban y, libremente, deciden si acogen la propuesta o no. Son los consumidores de segundo tiempo que jalan las masas que les siguen. En este caso, cuestionan la diferencia entre un QR y RA.

El publicista Marcelo Rincón diría: "Con implementaciones QR se realizan lanzamientos principalmente de páginas web a diferencia de las aplicaciones de Realidad Aumentada (RA) que permiten acceder a videos, galerías de imágenes, páginas web o elementos en 3D (animaciones, juegos, renders, entre otros)  convirtiéndose en experiencias mucho más inmersivas y en el caso de publicaciones impresas  poder continuar consumiendo estos servicios mientras las "leemos", construyendo una experiencia  y una estrecha relación entre el lector, el papel y los dispositivos tecnológicos".

Finalmente, está el ciudadano común, ese que se deja seducir y prueba desprevenido. Generalmente decide con una influencia fuerte de las emociones y sabe apreciar la sorpresa, bien sea que le gusta o no. Este grupo es definitivamente el más grande, se trata del gran cliente que todos buscamos cuando el objetivo es cantidad. Es el que expresa su voluntad de compra en emociones. Volátiles.

¿Qué pasa entonces en el interior de las empresas? Que existen empleados que se identifican con los Geek o con los del segmento aficionado o con el público general.
Los primeros sufren explicando, con argumentos que solo ellos entienden, por qué una aplicación es mejor que otra; los del medio solo se molestan si funciona o no y si les convence,  y los últimos, parecen, por risitas alegres.

¿Qué debe quedar al final?
Un buen equilibrio que resulta de saber oír con serenidad todas las voces, todas las opciones y saber mirar con el lente de los objetivos de la empresa.