ETFs una buena opción para invertir

En los mercados financieros hoy existe una gran diversidad de alternativas de inversión, así se cuenta con la posibilidad de colocar los recursos en cuentas de ahorro, CDTs o para quienes deciden asumir un poco más de riesgo la simple compra de bonos, acciones o participaciones en carteras colectivas.  Vale la pena recordar que estas últimas le dan ingreso a pequeños inversionistas a activos que en otras condiciones no sería posible acceder. Actualmente en Colombia existen carteras que invierten en bonos locales, acciones, dólares, entre otras, donde una de las ventajas por destacar hace referencia a que no se requieren altos montos para ingresar y si es posible beneficiarse  de los rendimientos que estas ofrecen. Es importante destacar que en el caso de las carteras que cuentan con activos de renta variable como acciones o incluso dólares, la rentabilidad depende del comportamiento de sus cotizaciones en el mercado y caídas de precios también se verán reflejadas en las rentabilidades mensuales que reporten los administradores de las mismas. Como se conoce actualmente existen unas condiciones de ingreso y otras de retiro, también unos costos de comisión, entre otros, características inherentes a este negocio.   Se puede afirmar que un paso adelante en la evolución de las carteras colectivas son los fondos cotizados o que se pueden transar en bolsa y más comúnmente conocidos como Exchange Traded Funds o ETFs.  Estos son administrados por entidades especializadas donde básicamente lo que ofrecen es la posibilidad de comprar o vender las participaciones de estos portafolios en el mercado secundario tal y como se tratara de una acción o un título similar.

Una de las ventajas de estos ETFs se encuentra en la posibilidad que el inversionista entre en activos que en otras condiciones no lo haría de manera tan sencilla, primero por el acceso a los mercados y segundo por el monto mínimo necesario para invertir. En este sentido, los montos necesarios para entrar se reducen en promedio a US$500 ó incluso menos y las posibilidades de inversión resultan ser bastante extensas.

Entre los ejemplos por destacar esta la posibilidad de invertir en commodities o bienes básicos, es decir, que si un inversionista considera que el oro es una buena alternativa existe un ETF que replica de manera muy similar la cotización del metal y este verá reflejado en el saldo de su cuenta las variaciones del precio. De manera similar funciona para petróleo, cobre, plata, entre otras mercancías.

En la misma vía, quienes estén pensando en invertir en acciones, bonos, monedas, este producto resuelve de manera fácil esa necesidad.  Así, por ejemplo si usted como inversionista considera que existe una buena oportunidad para invertir en acciones de Egipto y piensa que para hacerlo debe contactar un agente directamente en ese país y hacer la compra venta de divisas, el ETF reduce eso a una simple transacción en una plataforma que usualmente transa en dólares y con el nemotécnico EGP puede comprar el índice de acciones egipcio y su rentabilidad obedecerá a las variaciones de precio que esos activos reporten en ese país obviamente con las consideraciones de tasa de cambio.

Finalmente existen variaciones interesantes como la posibilidad de apalancamiento donde algunos ETF dan la alternativa de ganar (o perder) 2 o mas veces la variación que se registra en el mercado. Un ejemplo puede ser visto con el índice Rusell 2000 de EE.UU. para el cual existe un ETF que replica su rentabilidad en el doble, es decir, que si el indicador sube de precio 2% su rentabilidad será del 4%, pero también funciona en dirección contraria, es decir que este baja el 3% usted verá reflejado en su portafolio una caída del 6%. Los ETF son una excelente alternativa de inversión por facilidad de acceso a mercados, liquidez y bajos costos de comisión, así que con este producto el inversionista tiene con todas las posibilidades de generar buenas rentabilidades.