¿Hasta cuándo irá la crisis económica europea?

La gran cantidad de noticias que aparecen a diario de la crisis financiera que viene experimentando la economía de países integrantes del euro es algo que se ha vuelto costumbre y que cada vez que se escuchan sorprenden menos. No obstante, luego de ser Grecia el centro de atención, la información reciente da cuenta ahora del sector bancario español, para el cual ha sido aceptado un plan de rescate de 100.000 millones de euros, hecho en el cual la gota que derramó el vaso fue el caso Bankia que contribuyó con la creciente desconfianza que se viene viendo sobre el sistema financiero de ese país. Hoy la atención de las agencias calificadoras de riesgo sigue centrada en el viejo continente donde a diario se dan a conocer nuevas rebajas hecho que sigue manteniendo los índices accionarios muy cerca a mínimos históricos.

La más clara señal de lo que viene sucediendo, son los niveles de precio que se ven en los papeles respaldados por el gobierno de España cuyo spread con su referente del gobierno alemán se ubica en máximos históricos al observarse cotizaciones de 540 puntos básicos de spread, hecho que ha sido reconocido por el jefe del poder ejecutivo al afirmar que a las actuales tasas de interés resulta muy difícil financiarse. De manera similar; vale la pena destacar que el índice que mide el desempeño de las 35 empresas representativas del mercado español se ubica en niveles inferiores a lo registrado en el peor momento de la crisis estadounidense al cotizar bajo las 6.000 unidades. Estos hechos siguen contagiando a Europa y se dice que en la fila de los rescates se encuentra ahora el turno de la banca italiana.

En cuanto a los índices bursátiles, Italia tambien marca mínimos históricos al ubicarse el MIB por debajo de los 12.600 puntos lo que representa una caída del 36% para los últimos 12 meses, mientras para el Euro Stoxx50 es del 23%. Si bien es cierto, que toda crisis encuentra su final y con ella indudablemente las mejores oportunidades para comprar activos, vale la pena evaluar qué tan cerca podría estar tal hecho y justamente esto es objeto de análisis tanto de representantes de gobiernos como del sector financiero. Aunque aún se especula con la salida de Grecia del Euro y si bien es una posibilidad que cada vez más cobra relevancia, justamente puede ser este el punto de quiebre en medio de las actuales dificultades que registra Europa. En este sentido, considero que lo más probable es que se hará lo posible para mantener la eurozona tal y como se encuentra en la actualidad con consecuencias similares a  Latinoamérica.

Vale la pena recordar que en el peor momento de la crisis en Brasil en el año 2002 nadie quería bonos que en su referencia mas liquida cotizaban al 50% de su valor o menos, luego se inició una fuerte recuperación y este país pasó a ser un de los mas apetecidos para os inversionistas globales, algo similar considero sucederá con algunos países de Europa que hoy viven uno de los peores momentos de su historia económica. De esta manera; varios gobiernos europeos se verán obligados a firmar acuerdos de estabilidad financiera en los que se debían aceptar de manera unilateral restricciones al gasto y ajustes en los presupuestos nacionales además de comprometerse a rendir cuentas de manera periódica como contraprestación al respaldo o dinero recibido para sobrellevar la crisis y retomar la senda de un crecimiento sostenible.

Por su parte, un escenario menos probable, pero no imposible que podría probar que se esta cerca al fin de la crisis, es la salida de un país del Euro y con ello una serie de caídas fuertes en la confianza que, en mi opinión, rápidamente permitirían que el resto de países se ajustarán y en cuestión de pocos meses se verían los primeros síntomas de valorización en los mercado financieros, para luego en un plazo mayor ver retornos hacia índices de crecimiento positivos.