La solidez de la economía

Hace unos días se cumplió el segundo año del gobierno del presidente Santos, y como es tradicional, se hacen balances de lo que se ha hecho en el último año.

Hace un año la economía iba creciendo bien, y finalmente, al cierre de 2011 el crecimiento económico fue el más alto tras la crisis financiera mundial. La economía creció a un ritmo de 5,9% frente al 4,3% en 2010.   

Una de las cosas que se menciona con frecuencia es que la economía colombiana es sólida. Cuando se usa esta palabra, se da a entender que hay estabilidad en las cifras, es decir, que el crecimiento económico es sostenido, si es así la economía es firme y no debería fluctuar de la forma en que lo ha hecho en este primer semestre del año.

El informe que hizo el Banco de la República al Congreso sobre el primer trimestre del año, da a entender que como los datos desde 2010 fueron muy buenos frente a 2012 entonces la meta es muy alta. La anterior frase es como que un hijo le dijera a su padre que es muy difícil volver a obtener un promedio de 4,5 en el segundo semestre de universidad, pues la barrera quedó “muy alta” cuando su padre espera al menos la misma nota.

El crecimiento colombiano, con crisis económica mundial, en 2011 fue de 5,9%; en 2007 antes de la crisis, fue de 8,2%, luego no se puede decir que ese 5,9% es alto, pues es una cifra baja frente a la de 2007, que fue buena debido al contexto económico mundial, no se puede negar, pero si ya se alcanzó una vez, se puede volver a alcanzar una segunda y una tercera vez. Aceptar que no se puede alcanzar es conformarse y subestimar el potencial de la economía colombiana.

En el último trimestre de 2011 la tasa de crecimiento fue de 6,1%; en el primer trimestre del año 2012, el crecimiento fue de 4,7%, la diferencia es considerable. Este resultado pone en entredicho que la nuestra, es una economía sólida.

Este año, por problemas de seguridad uno de los sectores productivos que más aportan al crecimiento económico se ha visto gravemente afectado, la extracción y el transporte de crudo.

Las 100.000 casas que se van a construir para las familias más pobres es uno de los buenos avances que hace el gobierno en su labor hacia el cumplimiento de la eliminación de la pobreza, y hacia la generación de empleo aunque no es suficiente.

Han mejorado las cifras de empleo; sin embargo, la producción de este primer semestre ha disminuido. Para mayo de este año la producción industrial, sin trilla de café, disminuyó en 0,2% frente al mismo mes de 2011. Si la economía está creciendo menos, y el comportamiento de la demanda interna es menos dinámico puesto que entre el último trimestre de 2011 y el primer trimestre de 2012 creció en 6,1% mientras que entre los últimos 2 trimestres de 2011 había crecido un 8,8%; entonces ¿de qué forma se está apalancando el trabajo? Hay que recordar que en Colombia los parafiscales encarecen los salarios así que para las empresas es costoso contratar personal, luego parte de esos empleos se estarían dando por contratos de prestación de servicios, que por definición, son empleos de corto o muy corto plazo.

La inversión extranjera directa en lo que lleva corrido del año ya superó los US$10.000 millones. Confiamos en esta variable, aunque no se debe perder de vista que los inversionistas se llevan parte de las ganancias, especialmente cuando las condiciones muestren nubarrones.