Los deportes jalonan negocios

En este mes de julio arranca la cuenta regresiva para los próximos Juegos Olímpicos de Londres que se realizarán entre el 27 de julio y el 12 de agosto de 2012, en los que también estará en juego una jugosa danza de millones en contratos y negocios.

Originarios de Atenas en 1896, los Juegos Olímpicos de Beijín 2008 costaron US$4.000 millones; los de Londres 2012 van en US$14.500 millones; en Atenas 2004 se gastaron US$11.000 millones; en Atlanta, Estados Unidos invirtió US$9.600 millones; en Sídney 2000 se invirtieron US$5.000 millones; Barcelona 1992 gastó US$15.000 millones; Seúl 88 pago US$8.000 millones y en los Ángeles 1984 apenas US$1.000 millones.

En Londres los datos todavía no se han cerrado, pero en negocios y contratos, los olímpicos podrían superar los 350 millones de euros, unos 275 millones de libras, que se gastaron en los festejos de celebración de los 60 años en el trono de la Reina Isabel II o el Jubileo de Diamantes de cuatro días.

Según Forbes los juegos de Londres le costarán a los contribuyentes, en cuentas preliminares, unos US$13.200 millones: US$3.100 millones en preparación de la infraestructura, US$1.900 billones en construcciones de edificios, US$1.400 millones en infraestructura de transporte, US$1.400 millones en parques para los juegos y otros US$4.000 millones en obras que también servirán para el uso de los medios de comunicación.

La celebración lo amerita. Serán 25.000 atletas, con sus familias y oficiales de cada país, además de unos 700.000 turistas que llevarán a gastos en seguridad de US$1.400 millones, con 23.000 agentes de seguridad.

Está en juego, además de las medallas, una danza de millones: Se gastarán unos US$500.000 en las medallas, suma igual en videos, US$300.000 en bebidas y en carros además de US$250.000 en comunicaciones y otros US$130.000 en gastos para nadadores, siempre bajo la billetera de los patrocinadores.

Los patrocinadores harán que los atletas quieran ganar las justas, las delegaciones de natación que se ubiquen entre los primeros 16 equipos del mundo recibirán más de US$3.000 mensuales, durante un año.

Los atletas tienen clara la meta: ganar el oro, porque los contratos de los patrocinadores pueden superar los US$2 millones anuales.

Entre los negocios interesantes también se destaca, por ejemplo, las telecomunicaciones. La cadena norteamericana de televisión NBC'S desembolsó US$$4.380 millones por los derechos de transmisión de los Olímpicos hasta el 2020. También se aseguró los derechos para transmisión de los juegos de invierno en Rusia con US$775 millones, y US$$1.200 millones en Rio de Janeiro 2016.

Como quien dice que, mientras los atletas sudan la camiseta de sus países, afuera los hombres de negocios se encargan de incrementar los millones que se manejan en cada competición, cada cuatro años.