México versus Brasil: ¿quién ganará la carrera por el dominio de América Latina?

En el campo de fútbol las superestrellas de Brasil eclipsan a los mejores jugadores de México. Ambos equipos son buenos, pero los brasileños son reconocidos alrededor del mundo. Lo mismo tiende a ocurrir en el campo de la economía. Brasil es visto como un excitante "Bric" de rápido desarrollo, mientras que México es más lento y menos dinámico. Sin embargo, los titulares pueden ser engañosos. A México le está yendo mejor de lo que se piensa y Brasil ha perdido algo de su brillo recientemente. La carrera por el dominio en América Latina está en marcha.

Brasil parece tenerlo todo, incluyendo una población grande y creciente, gran cantidad de petróleo y minerales, un sector agrícola en auge y toneladas de inversión extranjera. "Brasil es un ganador y tiene todo lo que necesita", dice Alberto Bernal, jefe de investigación de Bulltick Capital Markets. Pero Bernal reconoce que la industria brasileña está pasando por un momento difícil tratando de competir a nivel global y su crecimiento económico se está desacelerando.

Brasil no es un lugar muy eficiente para operar o iniciar un negocio. Gran parte del crecimiento económico es el resultado de los altos precios de las materias primas como el petróleo y los minerales en lugar de la producción industrial o los avances tecnológicos. Mientras tanto, México está en marcha. Durante el primer trimestre del año esta economía creció 4,6% frente a un 1,1% en Brasil. De acuerdo con Bernal, se espera que durante el 2012 México crezca más rápido que Brasil por segundo año consecutivo (4,2% en comparación con un 3,2%).

México es uno de los mejores lugares en América Latina para hacer negocios. En el índice que mide la Facilidad para Hacer Negocios del Banco Mundial, México ocupa el lugar número 53 (de un total de 182 países), mientras que Brasil se encuentra en la 126 posición detrás de Argentina (113), Suazilandia (124) y Bosnia (125).

Esto no encaja con la descripción general de los medios de comunicación que todo en Brasil es increíble y sexy, mientras que México está estancado en el pasado y es un país violento y peligroso. El centrar la atención sobre la inseguridad está causando que los extranjeros pasen por alto a México como un prospecto de negocios clave, a pesar de su impresionante récord (los colombianos han vivido esto también).

México tiene tres cosas importantes a su favor que impulsarán su crecimiento durante las próximas décadas: su geografía, su demografía y su complejidad económica; comparte una frontera con el país más rico del mundo y tiene acceso tanto al océano Pacífico como al Atlántico. Desde el país se pueden exportar productos a Norteamérica, Sudamérica, Asia y Europa. Brasil no tiene un acuerdo de libre comercio con Norte América y tiene que transportar mercancías a través del Canal de Panamá para llegar a Asia, lo cual aumenta sus costos de exportación.

La población de México es joven y su clase media es más rica que la de Brasil. El ingreso per cápita (paridad del poder adquisitivo) en México es de US$14.610 frente a US$11.769 en Brasil. Gracias a la constante mejora de la competitividad "México está disfrutando de un renacimiento de la industria", dice Bernal.  

Según el Atlas de Complejidad Económica de Harvard, la economía de México es más compleja que cualquier otra en América Latina. Productos complejos, como los automóviles, camiones y monitores de computador, constituyen una parte importante de las exportaciones mexicanas. Esto es clave porque entre más complejo sean los bienes producidos, más  fácil será saltar a sectores de mayor valor, como  motores de avión, en las próximas décadas.

La situación de seguridad, corrupción e ineficiencia del gobierno en México son graves limitaciones, pero es importante recordar que no es el único país que enfrenta estos problemas. Brasil también tiene una gran cantidad de retos que superar. A pesar de sus problemas muchos economistas siguen favoreciendo a Brasil ya que tiene una gran historia y muy buenos fundamentos. "Brasil es como la chica más guapa de la fiesta. No importa lo que diga o haga,  sigue siendo hermosa", dice Bernal. Puede ser cierto, pero sigo pensando que México es la chica con la que uno quiere quedarse a largo plazo.