Negocio redondo en cultura y letras

Al fin se tienen buenas nuevas en Bogotá. La Feria del Libro que este año cuenta con el respaldo y aval de Ecopetrol será, con lujo de detalles, una gran vitrina para mostrar que, pese a las vicisitudes y los líos por el clima o los escándalos, la capital colombiana tiene mucha tela para cortar en materia cultural.
 

Estamos de acuerdo cuando se promociona una gran biblioteca en Latinoamérica por la 25 edición de la Feria Internacional del Libro de Bogotá-Ecopetrol- Filbo, que este 2012 tendrá a Brasil como invitado de honor. Un evento en el que mucho hay para pensar sobre el futuro del libro en papel frente al digital.
Lo bueno es que, además de personajes del periodismo de la talla de Gay Talese, desfilarán en los 50.000 metros cuadrados de Corferias los ejecutivos de las más grandes empresas de la industria grafica colombiana y regional.

Seguro que también el ciudadano de a pie, que gusta de aprovechar este evento para "loliar" mientras busca algún título para llevar a casa ente los más de 120 mil textos que se promocionarán en la feria, podrá adquirir los libros a precios asequibles para todos los bolsillos e intereses.
 

La imaginación y unos buenos zapatos para recorrer cada rincón de Corferias serán elementos vitales para los visitantes del evento, que reunirá a todos los interesados en el futuro de la industria editorial incluyendo desde los libreros, hasta los escritores, pasando por los poetas, editores y artistas que nos visitan desde 18 países del mundo.
Sin embargo, hoy enfrentamos el desafío de los medios electromagnéticos y las nuevas tecnologías, tal como lo prueba la controversia por la manera como Apple comercializa los textos en internet.
 

Esos nuevos medios amenazan al papel con llevar a los lectores hacia las frías pantallas, pese a que todavía está latente el placer de acariciar un libro y doblar la página de un texto que cautiva o embelesa.
La industria editorial atraviesa por una coyuntura extraordinaria al igual que los libreros en general ante la web, si tenemos en cuenta el debate porque Apple esté forzando la definición del valor de los e-Books, o libreros en red, sacando de competencia a Amazon.
 

Esos avances son los que hacen más dinámica la feria que contempla una expectativa de crecimiento del 5% en los negocios del sector, hasta los US$20 millones entre 120 grandes compradores, 50 bibliotecarios y 10 agentes literarios.
Por los lados de nuestro invitado, según la Cámara Brasilera del Libro, CBL, los cariocas cuentan con 750 editoriales, que imprimen 500 millones de unidades anuales y factura US$2.000 millones.
 

Brasil es un buen ejemplo para nuestros jóvenes y estudiantes que reportan un índice de lectura de 4,7 libros por año; mientras que en Colombia es de 1,6 libros leídos por habitante; en Chile es de 5,4 libros año; en Argentina 4,6, en Perú 3, y en México 2,9 por persona.
Brasil, la sexta economía mundial, puede ser el paraíso perfecto para empresarios y autores, ya que no hay piratería de libros y realiza ferias en la mayoría de sus 5.500 municipios.

Con todas estas aristas, seguro que la Feria del Libro de Bogotá será una vitrina perfecta para mostrar hacia dónde va una industria que debe dar la pelea para crecer y permanecer como negocio, opción de conocimiento y educación.
Jorge Hernández
Presidente Ejecutivo Diario La República