PIB en dólares: la revolución silenciosa

Es impresionante la revolución silenciosa que hemos tenido. En un estudio que ha venido desarrollando Raddar con el apoyo de la Corporación Siglo XXI, buscando comprender el impacto de la Constitución de 1991 en el consumo de los hogares, partiendo de la premisa que en el consumo se expresan los derechos, ha surgido una revolución silenciosa de generación de riqueza que salta a simple vista.

Mucho se ha dicho sobre el impacto de la revaluación en el aumento de la capacidad de compra de los hogares y la entrada de productos importados, pero no se ha mencionado que en el 2000 éramos el 1% de la economía de Estados Unidos y en 2011 ya somos el 2,13%, y que nuestro ingreso per cápita era de USS2.480 y en 2011 finalizará en cerca de US$6.980 (que de manera efectiva puede ser de US$4.700 en consumo de hogares), logrando multiplicar este indicador en 2,8 veces en 11 años.
Fuente: Estudio de la Riqueza en Colombia – Raddar – Corporación Siglo XXI; Greco y Fondo Monetario Internacional; Cálculos del autor.

Pero esto no es un fenómeno reciente. En 1905 el PIB de Colombia (según los estudios de Greco, con ajustes) era de 246 millones de dólares y  el de los Estados Unidos era de 247 mil millones, siendo Colombia sólo el 0,1% de dicha economía y hoy somos el 2,1%, multiplicando nuestra relación veinte veces.
Esto no se debe solo al tipo de cambio. El control de la inflación, la penetración bancaria, la inversión extranjera, los cambios poblaciones, el comercio exterior y la urbanización son algunas de las variables fundamentales de este cambio.

Retomando las palabras de Matt Ridley, "realmente es falso decir que estamos peor que antes", lo que pasa es que aquellos que hacen la comparación tienen como parámetro de análisis la relación trabajo-ocio-ingreso que sin duda ha cambiado en el mundo, y no por una desmejora en la calidad de vida sino por el aumento de la productividad por la reducción en el tiempo de las comunicaciones y por ende en la toma de decisiones.

Hoy Colombia es 949 veces más grande en dólares que hace 100 años, 50 veces más grande que hace 50 años y 3 veces más grande que hace 10 años. Esto nos debe poner a pensar sobre lo que hoy es el país y que por ende debemos dejar de mirarla como una economía un país de ingresos bajos, cuando ya es claro que somos un país de ingresos medios altos según el mismo Banco Mundial.

En 1905 podíamos ser 4 millones de personas y hoy somos cerca de 46 millones, lo que muestra porque pasamos de un PIB en dólares per cápita de US$58 a US$6.980 en 100 años; donde el tamaño de la población cambio dramáticamente, pasando de hogares de cerca de 6 personas a sólo de 3 personas, donde en el comienzo del siglo XX solo una persona aportaba al ingreso del hogar y hoy casi 1,5 personas, dejando ver que el ingreso del hogar en 100 años se multiplico por 59 y los ingresos por persona que labora 39 veces.

Colombia ha cambiado, ha mejorado y seguirá por esta senda, porque al igual que los Bric tenemos territorio, población y crecimiento poblacional, lo que nos asegura un crecimiento de cerca del 4,5% en los próximos 30 años, y si bien suponemos que el tipo de cambio se mantiene igual y crecemos al mismo ritmo medio de los últimos 20 años, el PIB de Colombia en 2032 será de 2 billones de dólares y seremos algo así como el 5% de la economía de los Estados Unidos. Así pues que como vamos, vamos bien; sin duda hay cosas perfeccionables, pero vamos bien.