Producción industrial pierde ritmo

Durante los días jueves y viernes de la presente semana se desarrolló la Convención Bancaria anual en la ciudad de Cartagena. Son diversos los aspectos que los conferencistas invitados analizaron y, uno que no pasó desapercibido fue la actual crisis económica por la que atraviesa Europa y Estados Unidos. De la primera se dijo que está en recesión pues técnicamente lleva más de dos trimestres sin que se registre crecimiento económico y, de Estados Unidos que, su recuperación es muy lenta, el último dato de crecimiento de empleo en este país fue de 69 mil puestos de trabajo en el mes anterior, inferior a los 150 mil esperados.

Preocupa también la desaceleración del crecimiento económico que ha registrado China país que durante los últimos años tuvo un crecimiento sostenido superior al 10% y que ahora ha caído a 7.5%, envidiable sin duda en cualquier economía.

Estados Unidos, China y la Comunidad Económica Europea son nuestros mayores compradores y entre ellos superan el 58.4% del destino de nuestras exportaciones. Si sus economías disminuyen su ritmo de crecimiento, no cabe duda que nos vamos a ver afectados y, a pesar de que Colombia es un destino muy atractivo para las grandes inversiones, hay cifras que vale la pena analizar.

En nuestro país la variación del índice de producción industrial, aunque sigue siendo positivo, viene disminuyendo. Entre enero del 2011 y enero del 2012, la variación más  alta fue en agosto y tuvo un valor de 9.9%, en septiembre la variación bajo a 5.5%, en octubre fue de 4.7%, para noviembre de 2012 fue de 6.6%, en diciembre del mismo año se ubicó en 2.5% y, para enero de este año descendió a 2.4%. Según un informe publicado en el diario El Tiempo el día viernes en la sección económica: "en el agro, son notorias las caídas de 18,7% en el valor de las ventas de flores y de 10.9% en las de banano, pero especialmente de 57,1% en café. En este último la caída en volumen es de 48%, lo que refleja el descenso de su cotización internacional".

Es claro que la producción ha venido cayendo y eso es preocupante porque el panorama actual nos indica que, las economías de los países industrializados que son nuestros principales socios no tienen una tendencia positiva a recuperarse. A Estados Unidos le vendemos el 38.5% de nuestras exportaciones, a China 4.4%, a la Comunidad Económica Europea 15%, a Chile 4.9%, a Venezuela 3.46% y a Ecuador 3.43%.

Otro dato preocupante que consagra la publicación del día vienes del diario El Tiempo es que nuestras exportaciones a los países latinoamericanos pueden estar descendiendo y pone como ejemplo el mercado inca, en donde se redujeron las compras de vehículos y parte de accesorios en 93.9%; el reglón de papel cartón y manufacturas bajo el 34.2%.

Una cosa es que en términos generales, en millones de dólares nuestras exportaciones aumenten, y el volumen de lo que enviemos al exterior como hidrocarburos, carbón y demás minerales haya crecido y otra cosa, es que la producción industrial especialmente la de manufacturas disminuya su riesgo de crecimiento.

A esto puede estar contribuyendo también el fenómeno de la revaluación pues, con un dólar barato como el actual es más fácil importar productos que producirlos en el país, con los consecuentes efectos de no crecer en la generación de puestos de trabajo y con el riesgo de destruir parte de los que existen.