Sorprendámonos estamos perdiendo liderazgo cafetero

A mí que me expliquen. Cómo es eso de que podemos perder mercados y bajar nuestra presencia en la comercialización de café, mientras que todavía no se consolidan las bondades del TLC. Nos sorprendió el Ministerio de Agricultura al afirmar que podríamos perder mercado cafetero por baja producción, en tanto que los líderes de opinión se han quejado de que aunque el TLC entró en vigencia la semana pasada, estamos mal para competir porque nuestra infraestructura no es la indicada. ¡Cómo es eso!

Ahora que cada vez más se habla de que habrá desaceleración a 7,5% del crecimiento en China, a Colombia le toca pellizcarse para mirar ese mercado exportador. Hace pocos años se decía que con la población mundial de China rondando los 1.400 millones de habitantes, si cada uno de ellos se tomara un café colombiano al día, nuestros productores tendrían asegurado su negocio.

Los cafeteros colombianos reportaron a abril de 2012 una producción de 580.000 sacos del grano, pero el que fuera uno de los sectores más importantes para nuestra economía va de capa caída, aunque las proyecciones oficiales contemplan que con más de 400.000 hectáreas renovadas, para el próximo año se retomarán los buenos niveles de producción. Unos le echan la culpa al invierno y otros a la renovación de tierras cultivables, pero mientras tanto ¿qué hacemos con los mercados que no estamos cubriendo?

El Ministerio asegura que Colombia no alcanzará a producir 8 millones de sacos este 2012, en tanto que la Federación Nacional de Cafeteros, FNC, en modesto escenario habla de unos 7,8  millones. Pero ojo, porque si se desalientan los compradores de nada servirá tener nuevos cafetales. Un cliente perdido no es fácil de recuperar y según el Ministerio, Colombia pierde mercado internacional, dejando el paso libre a competidores como Vietnam e Indonesia, que le arrebataron su segundo puesto al país, al igual que vienen en carrera ascendente los granos de Perú y Etiopía.

Es válida la ambición de los cafeteros de tecnificar y modernizar el 90% de los cafetales para pasar de los 12 millones de sacos anuales en producción en este cuatrienio, pero ojo, que eso no implique desatender a los compradores.  El café sin duda es un importante negocio y lo confirma el reciente acuerdo por US$85 millones suscrito por la Federación con Nestlé para mantener el suministro de café de alta calidad a la multinacional.

Los dirigentes de Nespresso fueron claros en asegurar que el programa se suscribe porque ven en Colombia "un proveedor confiable". Esa es la posición que debemos defender. De acuerdo con la Organización Internacional del Café, OIC, Estados Unidos es el principal consumidor de café, seguido de Brasil, nuestro rival en producción de granos-, Alemania en tercer lugar, Japón, Italia, Francia, Rusia, Canadá, Etiopía e Indonesia. Allá se toma mucho tinto del que haya.