Antes del 17 de junio

Duque y Petro se enfrentarán en una segunda vuelta. dos personas que representan ideas opuestas frente al modelo económico

EditorialLR

A 20 días de la segunda vuelta presidencial se da inicio a una guerra entre los candidatos Iván Duque y Gustavo Petro por sensibilizar cuál es el modelo económico que deberá tener el país para los próximos cuatro años. Es indiscutible que los dos representan modelos económicos totalmente antagonistas, uno de libre mercado y defensa de la propiedad privada y otra de intervencionismo estatal y aires de expropiaciones.

Recordemos que Duque quiere lograr un PIB por encima de 5% anual; rebajar los impuestos, el gasto público; reformar la administración pública reduciendo costos de 5% de “gastos innecesarios”. Por su parte, la propuesta de Petro para el crecimiento económico tiene como ingrediente la reestructuración del gasto. Sobre todo cuando su programa de educación pública demandaría un esfuerzo fiscal adicional de unos $15 billones. Además, defiende una regla fiscal más flexible.

Las diferencias más radicales tienen que ver con los impuestos y la relación con las empresas. Duque ha propuesto tarifas diferenciadas de tributación, según el tamaño de las empresas para incentivar la formalización y generación de empleo. Propone 10 años de exención de impuesto de renta a inversiones productivas en el campo. Petro entre tanto quiere aumentar el impuesto a los dividendos que ya existe. También propone un impuesto al carbono que se cobrará a las importaciones de productos que contaminan. Es una especie de arancel que se fijará teniendo en cuenta el grado de emisión CO2 de las mercancías. Frente a la edad de pensión Duque no aumentará la edad de pensión. Adelantará una reforma pensional que se concentre en la equidad para focalizar los subsidios en los más vulnerables, eliminando competencias innecesarias entre el régimen de prima media y el de ahorro individual, y desmontaría las pensiones de los expresidentes. Petro propone mantener la edad en la que se accede a estos ingresos.

El tema de la agricultura presenta un campo donde las diferencias son mucho mayores. Para Duque al menos 50% del presupuesto agrícola se invertirá en la provisión de bienes públicos, también creará créditos que incentiven la productividad, usará Big data y datos abiertos para activar la oferta de seguros en el campo. En esa línea buscará modernizar y tecnificar el Ministerio para el aprovechamiento de mercados internacionales y transformará el campo con articulación de la agroindustria.

Petro por su parte distribuirá tierra entre las víctimas del conflicto y los campesinos para garantizar la oferta interna de alimentos, que llegarán a las ciudades a través de canales de comercialización más equitativos y se armonizará la producción agrícola y pecuaria con la protección ambiental. Quiere detener el aumento de la frontera agrícola impulsando el desarrollo productivo de las zonas planas y de sabana con vocación agrícola, para frenar la deforestación. Además tiene el objetivo de ingresar a la producción de alimentos y a la agricultura campesina alrededor de tres millones de hectáreas que hoy están destinadas a la ganadería extensiva o no tienen uso alguno.

TEMAS


Elecciones - Elecciones 2018 - Elecciones 2018 - 2022 - Elecciones presidenciales - Presidencia de la República - Iván Duque - Gustavo Petro