¡Barril de petróleo a US$70!

Aunque las voces de Ecopetrol pidan mucha prudencia con los precios, es importante impulsar proyectos que reactiven el sector

EditorialLR

El influyente periódico inglés, Financial Times, explica la subida de los precios del petróleo en cinco situaciones: “oferta y la demanda, la oferta ha disminuido notablemente en los últimos 18 meses. Las existencias de crudo que se habían acumulado en el periodo 2014-2016 han disminuido considerablemente debido a la gran demanda impulsada por una economía mundial en auge y los recortes de suministro”. Dos, la Opep y Rusia, “la mayoría de los operadores piensan que, aunque Moscú ha declarado que le preocupa que el petróleo esté a más de US$70 y esto anima a proveedores rivales, como los productores de hidrocarburos no convencionales estadounidenses a extraer más crudo, parece estar contento por ahora con que Arabia Saudí, que está preparando la salida a bolsa de Aramco, se beneficiaría del elevado precio del petróleo”. Tres, riesgos geopolíticos. “El mercado del petróleo siempre vigila de cerca los riesgos derivados de las interrupciones del suministro que pueden trastocar el delicado equilibrio de la oferta y la demanda. El riesgo más inmediato es la posibilidad muy real de que Estados Unidos se retire del acuerdo nuclear con Irán y vuelva a imponer sanciones a sus exportaciones de petróleo”. El otro es Venezuela, cuya producción de petróleo ha disminuido en al menos 500.000 barriles diarios por la crisis económica y política que atraviesa y es improbable que Pdvsa sea capaz de invertir la tendencia”. El riesgo de que se produzca una interrupción asimétrica del suministro es aún mayor que en la Primavera Árabe”.

El cuarto factor que expone el Financial tiene que ver con “los hedge fund”, que a juicio del diario “ya tenían una gran presencia en el mercado. Su inversión a principios de año marcó un récord histórico. Las grandes inversiones especulativas son normalmente una señal de advertencia de que un mercado se ha desequilibrado, lo que aumenta el riesgo de que se produzca una venta masiva si los operadores quieren obtener grandes beneficios con esa venta, pero en lo que va de año eso no ha sucedido. Los banqueros dicen que el motivo es que gran parte de la inversión en el petróleo es a largo plazo para aprovechar los activos de “ciclo tardío”, como las materias primas”.
Y el último factor es “los hidrocarburos no convencionales de Estados Unidos” (…) “El shale estadounidense está superando las expectativas de crecimiento y se prevé que su producción crezca este año aproximadamente 10% (1,4 millones de barriles diarios). Los productores estadounidenses también están generando flujos de caja libres debido al aumento del precio. Pero hasta ahora no han sido suficientes para detener esa subida, ya que el aumento de la demanda ha absorbido en gran medida la mayor producción”.

Si miramos todo el panorama global, los cinco factores expuestos anteriormente, debemos poner en consideración que el país petrolero -acostumbrado a quejarse aún en medio de buenos precios- debe tomar atenta nota de que los valores altos se mantendrán así en el mediano plazo y que se deben reactivar con cautela los proyectos de inversión, no se puede dejar guardado el crudo bajo tierra con barril por encima de US$70, hay que redoblar los esfuerzos de extracción para poder obtener los beneficios. Han sido cuatro años de vacas flacas que empiezan a cambiar y el sector petrolero así lo debe valorar.

TEMAS


Petróleo - Ecopetrol - Brent - WTI - OPEP - Rusia - Aramco