Fin al “mayo negro”, ¿Qué depara junio?

España subestimó el caso bankia y poco a poco se profundiza la crisis del euro. hay que estar atentos a lo que pase en junio

Hace un par de días, The Wall Street Journal publicó que el Fondo Monetario Internacional, FMI, estaba en conversaciones internas para preparar un plan de contingencia para un posible préstamo de rescate a España en el caso de que el país europeo no lograra los fondos necesarios para la recapitalización de Bankia. La noticia se esparció como pólvora en los mercados del Viejo Continente y aumentó la incertidumbre sobre el futuro del sistema monetario del euro y en un momento de gran tensión en los mercados financieros en España e Italia.

El influyente diario estadounidense basó sus informaciones en dos situaciones: la primera es que la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, se encuentra en Washington para reunirse con la directora gerente del Fondo, Christine Lagarde, y posteriormente con el Secretario del Tesoro de Estados Unidos. La segunda, que el próximo 4 de junio llegará a Madrid una misión del FMI que revisará las obligaciones del artículo IV, como se conoce el programa de revisión anual de la economía de los países miembros, por lo que se espera que se emita un comunicado sobre la situación actual de la economía española "a mediados de junio", según las reacciones de prensa a las informaciones del WSJ

Por ahora, el FMI reiteró la importancia de "fortalecer las herramientas de gestión de crisis de la eurozona" y "unificar la supervisión financiera a través de una sola autoridad bancaria europea de resolución", como algunas de las medidas adecuadas para recuperar la estabilidad. En medio de la frenética situación se entra al sexto mes del año, tiempo en que las bolsas mundiales pusieron fin al `mayo trágico` en el que la renta variable, el crudo, el oro y el euro sufrieron un severo castigo. El Ibex de España cayó 13%; el Dow Jones 6,2% y el Nasdaq Composite más de 7%. La moneda única europea se depreció más de 6% frente al dólar y los precios del petróleo vivieron su peor mes desde diciembre de 2008. De enero a mayo han sido cinco meses de olvidar para la economía comunitaria.

La acentuada crisis europea con epicentro en España e Italia, en particular, son solo un elemento crítico que se suma a otros indicios muy regulares sobre el rumbo de la coyuntura internacional, como son la caída del crecimiento en China, el recalentamiento de Brasil y la época preelectoral en Estados Unidos. Sin lugar a dudas un peligroso coctail que temprano o tarde tocará las puertas de las economías emergentes en América Latina; una situación sobre la cual el Gobierno colombiano debe estar preparado y tomar las medidas pertinentes que protejan la buena arca de las cifras fundamentales, como es el crecimiento y el descenso del desempleo. Es tiempo de estar muy alerta por las señales internacionales.