La inoportuna venta a cuenta gotas de Ecopetrol

Los ministros de Minas y de Hacienda tienen montada la venta a cuenta gotas de Ecopetrol.

¿Es el momento?La semana pasada la noticia de las millonarias utilidades alcanzadas por Ecopetrol que superaron con creces los $15 billones, no solo puso felices a los miles de tenedores de acciones de la compañía mixta, sino que encendió las luces de alarma sobre la conveniencia de vender otro tramo en los próximos años. Hay que recordar que en el pasado periodo legislativo el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, radicó nuevamente en la secretaría del Senado el proyecto de ley que busca la autorización por parte del Congreso para que la administración Santos pueda vender otro 10% del 80% que el Estado conserva en Ecopetrol. La idea inicial del Ministro era recoger $16 billones, que ahora pasarán a ser $20 billones por el precio récord de la acción, en los próximos tres años mediante la venta por tramos.El otro interesado en la operación es el ministro de Minas, Mauricio Cárdenas, quien es amigo de que el Estado salga de un 2% o 3% este año, para garantizar un flujo de recursos que financien las eternamente prometidas obras de infraestructura. A finales de 2010, el Gobierno emitió un decreto de excepción aprovechando la crisis invernal para vender saltándose el trámite del Congreso, pero la Corte Constitucional lo tumbó y en consecuencia el Legislativo será el encargado de aprobar la ley que le permita a los dos ministros poner en marcha su enajenación a cuenta gotas.Si la administración Santos logra sacar adelante esa operación tendría mucho dinero extraordinario que bien puede ser similar a la tercera parte de todo el presupuesto de inversión para este año, o lo que es lo mismo, puede alcanzar a ser una cantidad igual a los impuestos que recauda la Dian sólo en el rubro arancelario en un año como el anterior. Las suspicacias políticas ya empiezan a salir dado que el momento de la definición para una eventual reelección se acerca y con la venta del 10% de Ecopetrol se financiaría las promesas o los crónicos anuncios de las obras que el país necesita.Reemplazar a Ecopetrol como principal fuente de ingresos para el Estado es muy difícil y el Gobierno debe pensar bien la operación a cuenta gotas, pues estaría `cocinando la gallina de los huevos de oro`. El papel que juega la compañía mixta en las transferencias es muy importante más aún con las proyecciones para los próximos años en materia de precios de los combustibles. El otro gran problema que ocasionaría la venta a cuenta gotas o la enajenación total de otro 10% es el impacto que la operación tendría no solo en la Bolsa de Valores de Colombia, sino en las Bolsas de Nueva York y Toronto en donde la Compañía tiene ADR.Pero el principal argumento para `masticar` mejor la venta tiene que ver con los mismos resultados del económicos del Gobierno, pues el afán para salir de Ecopetrol parece inoportuno.