Las 100.000 casas gratis de Vargas Lleras

Como ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras tendrá la responsabilidad de entregar esas viviendas en solo 24 meses.

El Gobierno del Presidente Santos se ha caracterizado por sus constantes anuncios, pero a este último sí hay que ponerle todo el cuidado mediático y hacerle el seguimiento periodístico que el asunto requiere. Lo primero que hizo fue mover a su estrella del gabinete, el Interior a la cartera de Vivienda, materializando una jugada que había sido anunciada hace varios meses, pero la cual no gozaba de gran credibilidad.

A renglón seguido, le cuelga a la noticia el gran anuncio de que como nuevo jefe del Ministerio de Vivienda, Germán Vargas Lleras tendrá la responsabilidad de entregar 100.000 viviendas gratis a los más pobres en 24 meses, y un millón al final del cuatrienio, además de trabajar por la reconstrucción del país, y no dejar que este ambicioso plan se convierta en un botín político para hacer campaña.

Durante una sorpresiva alocución a toda la Nación, el Presidente Juan Manuel Santos anunció el complemento de la política de una de las `cinco locomotoras` que impulsarán la economía durante su gobierno: se entregarán en una primera fase viviendas completamente gratis, sin necesidad de créditos bancarios.
 

Vargas Lleras cuenta con todos los atributos ejecutivos  para desempeñar las tareas que le impone esa cartera y cuenta con la capacidad suficiente para seguir fortaleciendo la política de vivienda, además de trabajar en la reconstrucción de aquellas zonas que fueron afectadas por la ola invernal de 2010 y 2011. Ahora bien, la dificultad de hacer vivienda en todos los niveles es poder tener suelo oportunamente habilitado, con agua potable y saneamiento básico, de lo contrario el plan será una frustración anunciada.
Para nadie es un secreto que la vivienda es una verdadera  locomotora que jalona la economía y que contribuye en la reducción de la pobreza y del desempleo, en cualquier lugar del mundo.

La Ministra saliente no logró trabajar con las autoridades locales y regionales en sus planes, como tampoco pudo hacer visible su gestión, que poco a poco iba mostrando resultados, pero de manera muy tímida.
 

Estamos seguros de que es una jugada muy hábil del Presidente para conectar con la gente y recuperar su desgastada popularidad, pero más hábil es la movida del Ministro del Interior que ahora decide convertirse en el `zar de la vivienda` en todo el país, para trabajar de la mano con las grandes compañías constructoras que están obligadas a hacer realidad el sueño de miles de colombianos que hoy aspiran a tener un techo propio.
 

`Las 100.000 casas gratis de Vargas Lleras` deben ser una realidad y no una nueva frustración, que nunca pase de ser una anuncio grandilocuente y una jugada política en el mediano plazo.