¿Qué pasa con el servicio de los celulares?

los operadores de telefonía móvil en colombia atraviesan por una crisis de éxito sin precedentes. Ojo con el servicio.

El pasado lunes publicamos un informe periodístico en donde recogíamos las crecientes quejas de miles de usuarios de la telefonía celular sobre el deficiente servicio que vienen prestando. Dos días después de la publicación, la Superintendencia de Industria y Comercio anunció una investigación contra las empresas operadoras de celulares para detectar las constantes fallas que están perjudicando a los ya casi 50 millones de números activados en todo el país.

Las tres multinacionales que venden telefonía móvil atraviesan por un buen momento económico a la luz de sus resultados del  año pasado y lo que muestran las utilidades del primer trimestre del año en curso, pero en contravía a esta situación va la mala calidad del servicio que le brindan a los millones de clientes, quienes cada día -y sin poder hacer nada- ven cómo sus llamadas se caen o se interrumpen inexplicablemente; hay mala señal, no existe la cobertura; y lo que es más preocupante, no hay buena atención a los usuarios para solucionarles problemas de facturación, pues las compañías cobran el tiempo de la llamada, pero no responden por la calidad del servicio contratado.

Al igual de que lo que sucede con las empresas que prestan el servicio de transporte aéreo, el publicitado nuevo Estatulo del Consumidor no tiene los dientes para hacer valer los derechos de quienes compran un servicio y el prestador de tal, pues los segundos no cumplen en muchas ocasiones con lo pactado a través de un tiquete o de una factura. Pero el gran problema es ético y tiene que ver más con el concepto corporativo que se tenga de responsabilidad social empresarial, que no es otra cosa que prestar un servicio a cabalidad, como una primera etapa de jugar una buena función en una comunidad.

Las cifras que tiene la Superintendencia sobre la situación son elocuentes: el 22% de las peticiones, quejas y recursos que la oficina pública recibe están relacionadas con telefonía móvil, y las multas ya no hacen efecto, pues según la entidad de vigilancia y control, el promedio mensual de 1.202 recursos entre 2011 y el primer trimestre de 2012, y multas por $27.000 millones en contra de los operadores celulares no han impedido que el fenómeno sigue creciendo.

Hay zonas del territorio nacional en donde no hay señal celular y en varios puntos de las grandes ciudades en donde las llamadas se caen sin que las compañías se muevan por solucionar los problemas.Siempre nos referimos a la mala infraestructura de Colombia de cara al desarrollo económico y creemos que solo son túneles, autopistas, puertos y aeropuertos, y no es así, las red de telefonía celular es un servicio crucial para la competitividad nacional de cara a mover eficientemente los negocios.