Accenture inaugura nuevo club de programación para personas de escasos recursos

Accenture Los talleres de los CoderDojos de Accenture se realizan con apoyo de voluntarios.

Espacio es el sexto de la iniciativa CoderDojo

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Dojo es el término que se utiliza en japonés para designar al espacio en el cual se practica meditación o artes marciales. De allí surgió la idea de crear los CoderDojos, unos centros dinámicos de juego que permitan a los niños y jóvenes adquirir herramientas de programación y conocimiento digital.

La iniciativa es un proyecto de Accenture. empresa dedicada al desarrollo de negocios tecnológicos, la cual ya cuenta con otros cinco centros en el país con los cuales buscan promover en las nuevas generaciones el uso de tecnologías y transmitir conocimientos que les permitan seguir siendo relevantes en la economía digital.

El nuevo centro, que será inaugurado a finales de junio, funcionará como un club de programación para personas de escasos recursos, quienes asumen el papel de “ninjas” durante las capacitaciones, y trabajará con un programa que contempla entre ocho y doce sesiones de formación, dirigidas principalmente a conceptos básicos de programación.

En diciembre del año pasado la compañía inauguró el primero de estos centros, dirigido a un grupo de 20 niñas vulnerables de entre 12 y 19 años, residentes de Soacha y beneficiarias de una ONG aliada a Accenture.

Tras este primer proyecto, la empresa ha puesto en marcha ya otros cinco centros con la misma funcionalidad. Los tres Dojos en Medellín, fueron lanzados recientemente (el 5 de mayo y el 12 de mayo) y cada uno de ellos reciben talleres alrededor de 20 jóvenes habitantes de las comunas de la ciudad.

“Siempre trabajamos a través de aliados como ONG y colegios, quienes cuentan ya con la población objetivo. Lo que hacemos es definir junto al aliado el grupo con el que se desarrollará el proyecto, y desde Accenture definimos los guidelines del grupo que queremos conformar, en cuanto a edad, nivel de educación, género, entre otros”, explicó Marco Ribas, presidente de Accenture para Colombia quien explicó que la compañía incluye como un criterio prioritario que los grupos deben estar principalmente conformados por mujeres.

Según la compañía, cerca de 60% de las personas beneficiadas con estos centros de programación son mujeres, por lo cual para este sexto espacio se decidió que la población objetivo con la que se va a trabajar sean precisamente mujeres y niñas.

Los clubes son organizados y gestionados por voluntarios y cuentan con la participación de mentores, personas con conocimientos de lenguajes y herramientas de programación, que desinteresadamente dedican parte de su tiempo libre para guiar en el aprendizaje de las disciplinas, y lenguajes.

“En la mayoría de los casos, nuestros voluntarios se desplazan hasta el colegio o las instalaciones de la ONG, pero también hemos tenido casos en los que desarrollamos alianzas con Centros Vive Digital (del gobierno) para tener acceso a computadores e internet en las zonas donde viven los beneficiarios”, concluyó Ribas.

Programas de la compañía tienen enfoque de género
Dentro de la línea de trabajo en responsabilidad social empresarial que maneja Accenture está promover una fuera de trabajo más equitativa en las organizaciones, por lo cual la compañía recientemente presentó su investigación Getting to Equal, un estudio enfocado en como la creación de una cultura de igualdad en el lugar de trabajo desbloquea el potencial de las mujeres. Al identificar los factores que pueden fomentar este ambiente, el informe ayuda a los líderes de empresas a definir e implementar estrategias para cerrar la brecha de género.

TEMAS


Accenture - Tecnología - Transformación Digital - Educación - RSE