Al pacto nacional por la madera legal se suma más regiones

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Con el objetivo de sensibilizar, concientizar y propiciar el consumo de madera legal, para preservar los bosques nativos, 11 Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) del país, ya hacen parte del proyecto de Fortalecimiento de la Gobernanza Forestal en Colombia, una iniciativa acompañada por la Corporación Aldea Global y ejecutada con recursos de la Unión Europea.

La directora de Aldea Global, Doralice Ortiz, señaló que el enfoque es socioambiental y sobre esta base se han firmado en varias regiones del país pactos departamentales por la madera legal, un proceso que se inició en el Eje Cafetero liderado por la Corporación Autónoma Regional de Risaralda (Carder).

'En 2011 el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, involucró el pacto por la madera legal en el Plan Nacional de Desarrollo. Ahora lo que se busca es que con las CAR, con las cuales se ha firmado el pacto, se ratifiquen para que todos los actores de la cadena forestal hagan un compromiso público de aprovechamiento y consumo de madera legal, respetando el medio ambiente', sostuvo la directiva.

Ortiz indicó que a los convenios se les hace seguimiento y se evalúan los avances. Resaltó que en Colombia, según datos del Banco Mundial, se estima que 42% de la madera que se consume (compra y venta) es obtenida de manera ilegal, es decir, sin respetar procesos y estándares para preservar los bosques y el medio ambiente y sin la autorizaciones debidas. El principal daño de esta práctica lo recibe el ecosistema y la biodiversidad. Estos casos están caracterizados porque se practica una tala sin permiso de las autoridades pertinentes o en algunos casos se hace con documentación falsa.

Se ha estimado que el negocio de la madera ilegal puede mover al año unos US$60 millones y el costo del metro cúbico es notablemente inferior al comercializado legalmente.

Ese movimiento se da en diversos usos industriales y es posible que en muchos casos, sin que el comprador de esa madera tenga conciencia o esté enterado del origen de la materia prima.

'Lo que uno espera con los pactos, en los cuales además de las CAR participan privados, gremios y los entes territoriales, es que el consumo ilegal disminuya. Pero para saber esto hay que actualizar los datos y hacerle el seguimiento para medir el impacto de los acuerdos firmados. La expectativa está centrada en que se logre formar conciencia y bajar esas estadísticas', indicó.

La directiva sostuvo que el propósito es que, además de las 11 CAR ya vinculadas, se unan otras regiones que permitan consolidar un proyecto nacional que esté presente en todo el territorio colombiano. Lo que resaltó la funcionaria de la Corporación de Aldea Global, ONG que lleva 13 años trabajando en temas de bosques y manejos forestales y agroforestales, es que con los pactos se logre incrementar la protección de la biodiversidad y garantizar mejores condiciones frente al cambio climático.

Caldas ratificó el acuerdo
Hace unos días Caldas ratificó el Acuerdo Departamental por la Madera Legal, que ya había firmado. Según señaló la Corporación Aldea Global, el convenio realizado entre instituciones, los gobiernos departamental y municipal, gremios y la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas), entidad que ejerce la secretaría técnica del Acuerdo, marca la ruta para nuevos horizontes ambientales frente a temas como la tala ilegal de bosques, transporte y comercialización de madera, medio ambiente natural, sostenibilidad de cuencas y mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes rurales que requieren del patrimonio forestal. La entidad dijo que se espera generar una estrategia de difusión, al tiempo que garantiza la cadena forestal.

TEMAS


RSE